Oculus Rift

Ya hace más de un año desde que Oculus Rift tuvo una campaña exitosa para recaudar fondos en Kickstarter y esta especie de consola de realidad virtual se ha convertido en la primera opción real de RV para los gamers. Antes, este tipo de tecnología había fallado y sin éxito, por mucho tiempo los esfuerzos por crear algo así prácticamente desaparecieron. En parte gracias al apoyo de reconocidas personalidades como John Carmack y en parte por la excelente calidad del producto en sí, Oculus Rift es de lo mejor en realidad virtual hoy en día. Aunque todavía está en una fase en la que todavía no es el medio más popular para jugar videojuegos, ya hay montones de títulos increíbles para Oculus Rift y aquí les dejamos cinco de ellos. ¿Ustedes ya han jugado algo en Oculus Rift?

 

EVE: Valkyrie

EVE: Valkyrie inició como un demo para el headset de Oculus Rift, pero después, fue lanzado como un título exclusivo. El juego es un shooter aéreo y está dentro de lo mejor para Rift porque los sistemas reaccionan muy bien ante lo que decida hacer el usuario. Es divertido porque hay que estar moviendo la cabeza para poder ver hacia afuera, atacar a los enemigos y pilotear la nave al mismo tiempo.

 

Zenith

Un “defecto” de algunos títulos para Oculus Rift es que diferentes usuarios reportan nauseas/mareos causados por glitches o por un diseño extraño en el juego. Como Zenith se trata de brincar de plataforma en plataforma, sería de esperarse que ocasionara efectos de este tipo, pero como no lo hace, se trata de un juego impecable, por ponerlo de alguna manera. Aunque es cierto que si el jugador se queda ahí demasiado tiempo puede llegar a sentirse un poco “raro” o fuera de balance, Zenith es en general muy estable y como está controlado completamente con Rift, ofrece un efecto impresionante de inmersión.

 

Titans of Space

Titans of Space es básicamente, una odisea espacial por el sistema solar a través de la cual es posible entender mejor y de una forma más clara las dimensiones de los astros y cuerpos que nos rodean. El juego no es para nada de terror, pero lo que sí hay que admitir es que resulta muy impresionante y hasta da miedo notar lo pequeño que es uno enfrente de las enormes masas que circulan por el sistema solar. Para aquellos interesados en la inmersión y la astronomía, Titans of Space es un título muy bien hecho que deberían buscar/aprovechar si tienen acceso a Oculus Rift.

 

Private Eye

Private Eye es un juego medio perturbador en el sentido de que el jugador es un detective que espía a todos en un edificio con sus binoculares. El detalle es que el personaje está en una silla de ruedas y entonces, lo único que se puede hacer es mover la cabeza de un lado a otro para resolver misterios y ver qué sucede alrededor. Las misiones son muy diversas y en realidad van desde unas muy simples como encontrar gatitos hasta otras más complejas como la principal: atrapar a un asesino antes de que mate a alguien. Si les gustan el misterio y los thrillers, Private Eye es una buena opción para enamorarse de Oculus Rift.

 

Alone

Alone es un excelente juego inmersivo de terror. Aquí, el jugador tiene un mundo enorme de terror en su “pantalla” e igual que en otros títulos del estilo para las consolas convencionales, en Alone los objetos se mueven y se escuchan ruidos raros por todas partes. Entonces, como se le aplica el concepto de terror a un objeto de realidad virtual, lo que hace tan aterrador a este juego es el hecho de que como se trata de algo tan inmersivo, es fácil perder la noción de que se trata de algo falso y ya.

Enlaces Patrocinados
Comentarios