Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Así le hicieron para rejuvenecer a Robert De Niro en ‘El irlandés’

Tecnología más avanzada que la de Marvel

El más reciente filme de Martin Scorsese, El irlandés, se ha colocado en la conversación no solo por ser un trabajo que en sí mismo rompe con los esquemas a los que Hollywood mantiene inmersas a las audiencias del mundo, sino también porque viene precedida de los comentarios que el director ha hecho sobre el cine de superhéroes.

En adición a eso, El irlandés ha generado comentarios en torno al empleo de técnicas de rejuvenecimiento -comúnmente asociadas a producciones de Marvel- en su elenco principal (Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci).

La diferencia es que para El irlandés las técnicas de rejuvenecimiento no fueron las usuales y se tuvieron que desarrollar nuevas, porque De Niro estaba indispuesto a ponerse marcadores en el rostro.

De acuerdo con un reporte de Variety, el software empleado en la película fue desarrollado a lo largo de dos años, ya que, a falta de marcadores, debía funcionar solo teniendo como referencias la iluminación y las texturas.

VIDEO. Arreglaron el peor efecto visual de la historia y ahora se ve genial

Además, fue necesario desarrollar un nuevo sistema de tres cámaras: una para el director y las otras dos como testigos con las cuales se pudiera implementar tecnología infrarroja, siempre teniendo en mente que los actores actuaran normal y jamás sintieran intrusión.

El supervisor de efectos visuales de la película, Pablo Helman, dice que se trabajaron 1750 tomas con efectos, y asegura que lo que se logró sentará precedente.

“El logro fue que le dimos a los actores la libertad de hacer lo que quisieran. Cada logro se mide en razón de lo que hará en la industria. Ya no aguanto a que los actores vean esto y digan ‘¿Eso quiere decir que ya no tendré que usar 138 marcadores en mi cara?’«, dice Helman.

¡El video del robot maltratado es FALSO! Te mostramos el verdadero

Ahora que se encontró la manera de rejuvenecer a un actor sin ayuda de marcadores, solo falta llegar al punto de un fotorrealismo con el que sea imposible identificar cuándo se emplean efectos visuales.

Comenta en redes sociales