México demostró avanzar en la evolución y adopción de tecnologías, según QuISI, un estudio realizado por IDC y Qualcomm, el cual se ocupa de medir el Índice de Innovación de la Sociedad.

El estudio se realiza anualmente y se caracteriza por enfocarse en cuatro pilares elementales en cuanto a la adopción de tecnologías: personas, empresas, gobierno y fundamentos de la innovación.

screen-shot-2016-11-28-at-6-31-42-pm

La calificación total del QuISI en México fue del 16.51 por ciento, obteniendo así la segunda posición en América Latina, después de Argentina, dentro del grupo de países seleccionados en la región. Este porcentaje engloba la forma en que las organizaciones, empresas y universidades desarrollan el proceso de innovación, la manera en que cada individuo consume tecnología y el papel que el gobierno tiene como regulador para invertir en el acceso de nuevas tecnologías.

El año pasado, México obtuvo un porcentaje del 15.49, por lo que demostró avanzar significativamente en materia de innovación. Argentina obtuvo el primer lugar con un 17.23 por ciento. En relación a grandes potencias como China, Israel y Estados Unidos, Latinoamérica se colocó por debajo, debido a las grandes diferencias de extensión de territorio y carencias en recursos económicos.

screen-shot-2016-11-28-at-6-32-26-pm

Personas

El rubro de personas demostró ser uno de los principales motores de innovación en México durante 2016, pues la adopción de smartphones es una constante que cada vez incrementa, además de que el tiempo de reemplazo de un dispositivo móvil por usuario no pasa de dos años en promedio.

¿Cuáles son las principales actividades que realizas en tu smartphone?

actividades-en-smartphones

La muestra utilizada para este sector fue de un NSE A y B de 18 a 60 años de edad.

Empresas

Este se colocó como el segundo componente más fuerte de innovación en la transformación digital, debido a que cada vez son más los modelos de negocio que buscan adaptarse a la tecnología y a las plataformas de soluciones.

Por otra parte, los resultados obtenidos a través del estudio, arrojaron que, lamentablemente, en México el 80 por ciento de negocios nuevos no duran más de dos años de vida, pues la falta de recursos es un detonante para que éstos no se unan a las tecnologías de la información y, por ende, no tengan la facilidad de desarrollo.

Gobierno

screen-shot-2016-11-28-at-6-31-23-pm

Aspectos como la seguridad pública, educación y salud fueron fundamentales para identificar la evolución de nuevas tecnologías. Según el estudio, durante los últimos cinco años se han hecho inversiones relevantes en materia de videovigilancia y semáforos inteligentes.

En términos de educación, el gobierno demostró invertir en plataformas que facilitan el acceso al aprendizaje en línea, pues actualmente 90 mil alumnos están estudiando la universidad a distancia y se espera que para 2018 sean 150 mil. Sin embargo, Salvador Blasco, Vicepresidente de Desarrollo de Negocios y Director General de Qualcomm en México, mencionó que los egresados recientes ya no están mostrando competitividad con el mercado actual, pues los sistemas educativos ya son obsoletos.

El 2.31 por ciento de Producto Interno Bruto en México es invertido en Tecnologías de la Información (por arriba de la media en Latinoamérica) y el 32 por ciento de esta inversión es dirigida a smartphones.

Fundamentos de la Innovación

Para llevar a cabo este rubro, se realizaron entrevistas a profundidad en Brasil, México, Argentina, Colombia y Perú con el fin de comprender la movilidad y conectividad que tienen las empresas, las personas y el gobierno en conjunto para la evolución y adopción de nuevas tecnologías. Los retos encontrados en el estudio fueron los siguientes:

  • Ideas propias, evitar replicar modelos extranjeros.
  • Capacitación financiera a emprendedores.
  • Profesionalización y apoyo a ideas de negocio desde las universidades.

Conclusiones

Después de los resultados obtenidos, Qualcomm e IDC sugirieron que si el uso de smartphones es el primer motor de innovación en México, se debería incentivar la migración hacia redes más eficientes y confiables, así como implementar mayores opciones de pago para planes de datos que permitan el uso de aplicaciones, es decir, hacer más amplia la llamada “inclusión digital”.

Pese a que México demostrara un avance significativo respecto a años pasados, pues anteriormente aún era visto como país rezagado en tecnología a comparación de otros países latinoamericanos, aún hay muchas ideas que carecen de recursos y oportunidades para ser llevadas a cabo, por lo que hay que aprovechar el talento de los profesionales locales que no han podido implementar sus modelos de negocio, comentaron los funcionarios de IDC.

A nivel empresarial, se deben impulsar más escenarios para compartir y difundir factores clave de proyectos exitosos y espacios de discusión.

Finalmente, las instancias burocráticas aún están rezagadas en cuanto a la realización de trámites en línea, “pues los ciudadanos necesitan más transparencia, seguridad y seguimiento de solicitudes, además de que las tediosas filas en oficinas de servicios públicos podrían minimizarse si el gobierno adapta sus sectores a los medios digitales. Además, se deben aprovechar las infraestructuras de red para adaptarlas a centros culturales, bibliotecas y escuelas en mayor medida”, comentó Reinaldo Sakis de IDC.

Enlaces Patrocinados
Comentarios