Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Cynthia Dwork gana el Premio Knuth 2020

Uno de los más prestigiados premios en computación, en Estados Unidos, se le ha otorgado a una científica con un curriculum francamente envidiable. Hablemos de Cynthia Dwork.

El cómputo cada vez está más presente en la vida cotidiana. Simplemente la cuarentena provocada por COVID-19 nos ha hecho ver lo importante que es Internet hoy día y de cómo nos está ayudando para tratar con este problemática.

Por ello, los premios otorgados a los que trabajan con contribuciones originales en cómputo son fundamentales para seguir motivando este nicho.

La ganadora del Premio Knuth

Es siempre grato saber cuando se otorga un premio a quien hace cómputo. En este caso se le ha otorgado a Cynthia Dwork, quien ha recibido el Premio Knuth, en honor de uno de los científicos de cómputo más importantes en el planeta.

Donald Knuth es el creador de la serie de libros «El Arte de la Programación», una labor que busca llegar a diez tomos y que ha sido parte fundamental en el desarrollo de esta ciencia.

A Dwork se le entrega el premio por el desarrollo de la privacidad diferencial, y por su trabajo en la encripción no-maleable, basada en mallas y composición concurrente.

El Premio Knuth consta de 10 mil dólares y se estableció en 1996. Se otorga anualmente a individuos por sus contribuciones a los fundamentos de la ciencia de la computación.

Varias organizaciones apoyan este esfuerzo: el Grupo Especial de la ACM interesado en la teoría de la computación y algoritmos (SIGART, por sus siglas en inglés) y el Comité de Cómputo de la IEEE que trata sobre los fundamentos matemáticos de la computación (TCMF, por sus siglas en inglés).

El Premio se ha bautizado en honor de Donald Knuth, que se le considera como «el padre del análisis de los algoritmos» aunque hay quien le llama «el Euclides de la ciencia de la computación».

De acuerdo con el comunicado de SIGART, Cynthia Dwork , de la Universidad de Harvard:

«Es una de las teóricas más influyentes de su generación. Sus investigaciones han transformado muchos campos, notablemente los de sistemas distribuidos, criptografía y privacidad de datos. Su trabajo en estos momentos promete añadir justicia a las decisiones algorítmicas».

¿Quién es Cynthia Dwork?

Dwork recibió su grado de licenciatura por la Universidad de Princeton en 1979 y su doctorado en la Universidad de Cornell en 1983.

Hizo dos años de post-doctorado en el MIT y se unió al Centro de Investigación de IBM Almaden. En el 2001 se mudó a Microsoft Research. Tomó la cátedra Gordon McKay en la Escuela Paulson de Harvard y la de Ciencias Aplicadas en en Instituto Radcliffe para Estudios Avanzados, con sede en Harvard, en el 2017.

Este premio se le otorga básicamente por dos áreas de su trabajo: criptografía y privacidad en un ambiente de redes.

Su trabajo más interesante tiene que ver con la privacidad diferencial, que garantiza una privacidad fuerte y una colección de métodos que permiten a los investigadores analizar grandes conjuntos de datos conteniendo información personal sensible, como en el caso de información médica o de créditos.

Dwork, sin embargo, está interesada en la justicia algorítmica, que es el tema de la conferencia que dio como parte de su presentación al incorporarse al Instituto Radcliffe.

En su opinión, hay una preocupación cada vez mayor sobre los valores que tienen que ver con la privacidad y la justicia en la medida que el cómputo se incorpora cada vez más al mundo cotidiano.

No es primer premio para Dwork

Cynthia Dwork

Cynthia Dwork ha sido reconocida muchas veces por sus contribuciones. Fue elegida para ser parte de la Academia Nacional de Ingeniería en el 2008 y a la Academia Nacional de Ciencias en el 2014. Es una «fellow» (algo así como un grado de distinción entre profesionales), de la Academia estadounidense de Artes y Ciencias (2008), así como miembro de la ACM (Association for Computing Machinery), en el 2015.

Además ya se le ha otorgado en Premio Dijkstra en el 2007 por su trabajo en problemas de consenso, junto con Nancy Lynch y Larry Stockmeyer.

En el 2009 ganó el Premio PET (Privacy Enhancing Technologies) y el Premio Gödel en el 2017, junto con Frank McSherry, Kobbi Nissim y Adam Smith, por su trabajo sobre privacidad diferencial.

En el 2019 se le otorgó también la medalla Hamming de la IEEE por su trabajo fundamental en privacidad, criptografía y por ser líder de la privacidad diferencial.

Comenta en redes sociales