Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Kia_Sportage_2

El mejor auto es el que te emociona cada vez que lo conduces. Y si a eso le agregas una buena salida en carretera y que visualmente el diseño de tu vehículo te llena la pupila, la experiencia crece aún más.

KIA nos invitó a probar por caminos queretanos la cuarta generación de la Sportage, una SUV mediana que pasó de ser un vehículo “cumplidor” a un auto con un diseño exterior renovado que le da un toque deportivo, más agresivo y dinámico. Llega con nuevas luces delanteras y traseras, un juego de cuatro faros de niebla a cada lado, además de una parrilla tipo “nariz de tigre”, rines de 19 pulgadas y un amplio quemacocos panorámico que le da a este modelo un aspecto mucho más elegante y que, definitivamente, sube la gama del vehículo. Llega a México en 5 versiones, LX, EX, EXPACK, SXL y la SLXAWD siendo esta última la que probamos.

Salimos de la Ciudad de México rumbo a San Juan del Río. Su llave de proximidad permite encender el auto presionando sólo un botón en el tablero. Lo primero que valoras al subirte son los asientos eléctricos ergonómicos en piel y con calefacción que fueron bastante cómodos durante todo el viaje. En el trayecto por la Ciudad agradeces la amplitud de las ventanas y el medallón que te ofrecen una cómoda visibilidad al exterior, por dentro tienes bastante espacio para el conductor y los 4 pasajeros. Los sensores de proximidad te avisan la distancia entre vehículos y junto a la cámara trasera, la estacionada se vuelva muy cómoda.

En carretera nos dimos cuenta que la Sportage tiene la potencia de un 4 cilindros de su segmento; sin embargo, puedes cambiar la conducción de automática a manual y mejorar el desempeño a través de las 6 velocidades que podrás cambiar a tu gusto, ya sea con la palanca central o por medio de las paletas del volante. En México habrá dos versiones de motor, una de 2.0 litros con 153hp y otra de 2.4 con 181 hp y, a decir de los directivos de la marca, quizá en un futuro cercano podamos disfrutar de una versión 1.6 turbo que marcaría una increíble diferencia.

Mientras llegábamos a uno de nuestros destinos empezamos a jugar con todos los botones del tablero. Destacan un tacómetro y velocímetro análogos divididos por una pequeña pantalla que te indica no sólo la velocidad, sino también el desempeño de combustible, kilómetros restantes antes de que se te acabe la gasolina, temperatura exterior, distancia recorrida y modo de manejo (Confort, Eco y Sport). El volante deportivo en piel es multifuncional con la posibilidad de controlar el radio y un reproductor digital externo, hacer llamadas vía Bluetooth, control de viaje y cambiar las opciones de la pantalla.

En la consola central encontramos una pantalla táctil de 7 pulgadas que presenta los datos del radio y música, el GPS, y algunos videos. Si bien no cuenta con Apple Car o Android Auto, sí tiene la opción de conectar cualquier dispositivo vía USB o cable (el de los audífonos); cuenta con dos cargadores (esos de encendedor) y un espacio para cargar tu celular inalámbricamente (obvio, si tu teléfono viene con esta función). El aire acondicionado es independiente para conductor y copiloto, mientras que los pasajeros tiene también la opción de dos cargadores extra por si quieren conectar algún DVD o una computadora sin preocuparse por la duración de la batería.

Una vez que llegamos a La Presa Centenario (Tequisquiapan) tomamos una carretera panorámica rumbo a Camargo pasando por la Peña de Bernal. Sin duda una de las carreteras más impresionantes de nuestro país. En ella no sólo podrás gozar de una increíble vista de las montañas, sino que sus innumerables curvas te permitirán sacarle provecho a tu auto, siempre y cuando seas un conductor experimentado. En ese lugar pudimos probar la estabilidad de la Sportage con muy buenos resultados. Este modelo cuenta con un chasis reforzado construido en parte con acero avanzado de alta resistencia (AHSS) que lo hace más fuerte y ligero, pero a la vez seguro y silencioso; también mejora mucho la forma de manejo y aumenta la eficacia de combustible (De 10.1 a 14.8 km/l).

En cuanto a seguridad, esta SUV te cuida en muchos aspectos. Tiene 6 bolsas de aire, cuenta con AWL (Sistema de acoplamiento automático) que predice las condiciones de la carretera, velocidad y aceleración para ofrecer siempre la mejor tracción de las 4 ruedas. Frenos ABS, ATCC (Control de tracción avanzado en curvas), VSM (control de estabilidad del vehículo) y monerías como Asistencia para arranque en pendientes (para que no sientas que el coche se te va para atrás en subida) y una función llamada Auto Hold que, al detenerte en un semáforo o en el tráfico, permite levantar el pie del freno sin que el auto se mueva.

El precio irá de los 319 mil 900 a los 439 mil 900, vendrá en 5 colores (negro, gris claro, gris obscuro, blanco, arena, azul y rojo) y será una buena opción no sólo por espacio sino por desempeño, pues recorrimos de la Ciudad de México a Querétaro y de vuelta por Toluca hacia Santa Fe, con un solo tanque de gasolina sin que la alarma de la reserva se activara.

Este modelo se encuentra actualmente en la cuarta posición de preferencia en su segmento SUV y si quieres comparar, aquí te damos algunos datos:

De poder a poder  
ModeloPrecioMotor
KIA Sportage319,900 a 439,9002.0 litros con 153hp y 2.4 con 181 hp.
Consumo: De 10.1 a 14.8 km/l.
Honda CR-V346,900 a 439,900Motor Earth Dreams 2.4 litros y 185 hp.
Consumo: De 16.6 a 13.1 km/l
Mazda CX-5
353,900 a 473,900Motor SkyActive 2.0 y 2.5 litros y 155 a 188 hp respectivamente.
Consumo: De 16.3 a 14.4 km/l
Nissan X-Trail
342,700 a 440,900Motor QR25DE 2.5 litros y 170 HP
Consumo: De 18.7 a 13.5 km/l

Al final, una buena experiencia, un auto seguro capaz de frenar y girar simultáneamente en terreno resbaloso (¡vaya que los probamos!), cómodo y con una imagen que llama la atención, siendo ideal para salir con familia o amigos por las increíbles carreteras que ofrece nuestro País.

Desde la Red…
Comentarios