El día de hoy Ford comenzó a dar de que hablar al ser la primera marca formal en plantear la idea de utilizar energía solar como un medio limpio de carga eléctrica para sus vehículos compactos.

Ford Motor Company atraviesa un gran momento tras haber cerrado el año como la empresa líder en ventas en Estados Unidos posicionando vehículos como el Fusion y la entrada de sus modelos híbridos como el C-Max que no han hecho otra cosa más que continuar aumentando sus ingresos.

Con esto en mente la división Ford SunPower junto con el Instituto de tecnología de Georgia desarrollaron una variante de su modelo híbrido eléctrico C-MAX llamada C-MAX Solar Energi Concept, la cual además de contar con un conector de energía eléctrica, su techo esta conformado por paneles solares.

Aunque la idea suena bastante atractiva, resulta que la implementación de paneles solares ya ha sido descartada por otras marcas, donde a lo mucho han utilizado esta opción para alimentar ciertos elementos eléctricos de los vehículos como el clima, esto se debe a que los paneles resultan ser poco eficientes en comparación a otros medios de carga como los conectores físicos o acumuladores de energía cinética que se alimentan del frenado de los coches.

Para resolver este inconveniente, sus desarrolladores decidieron optar por la solución más sencilla la cual consiste en estacionar el coche debajo de una lente solar concentradora, es decir, una lupa gigante que concentra los rayos del sol en esa zona mientras que la computadora del auto mantendrá en movimiento el coche posicionándolo en el punto óptimo a medida que el sol se mueve.

Con esta solución se puede obtener hasta 8 veces más energía solar, lo que se traduce en una reducción de hasta cuatro toneladas métricas de emisión de gases por año por cada vehículo. Además de que para los días nublados siempre estará disponible la opción de carga eléctrica convencional.

Enlaces Patrocinados
Comentarios