Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La compañía automotriz, Ford, se encuentra ha presentando una reciente patente donde ahora en lugar de mantener a salvo a los peatones por medio de los distintos sensores y cámaras con los que cuenta. Tiene como objetivo conseguir que los vehículos autónomos puedan mantenerse a salvo al detectar amenazas físicas que se lleguen a acercar al vehículo, empleando los mismos sensores.

Según se explica en la patente, Ford planea utilizar los mismos sensores y cámaras, equipados para la conducción autónoma como un vigilante que podrá monitorear el perímetro del vehículo, con el fin de detectar cualquier posible amenaza que puede ir desde un sujeto sospechoso, es decir que emplee un pasamontañas o bien tenga una herramienta o arma y además que se vaya aproximando al vehículo.

Para lograr esto, la compañía planea equipar con una inteligencia artificial de defensa, la cual irá aprendiendo a medida de su funcionamiento, respondiendo de distintas maneras que pueden ir desde asegurando el automóvil o bien acciones más determinantes como activar la alarma o incluso activar la captura de video así como enviar una notificación de alarma con la ubicación y datos principales mientras el vehículo se aleja de la amenaza.

Lo interesante es que la patente explica que esta medida de seguridad no sólo aplica cuando el vehículo se encuentre sólo o en modo autónomo, sino que también podría servir para mantener a salvo a sus ocupantes que se encuentren dentro mientras el coche está estacionado o detenido en el tráfico o en alguna calle.

Sin duda, una interesante manera de aprovechar los sensores de un coche autónomo, para aumentar su seguridad y la de los pasajeros.

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios