Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Nintendo, Sony y Microsoft se unen y se van contra Donald Trump

"Amigas y rivales, en mundos desiguales"

Encontrándonos en tiempos de tensión entre Estados Unidos y China por el veto a Huawei y por el aumento de las tarifas arancelarias al país asiático, hay empresas que se suman a las protestas contra la decisión de Donald Trump, y las más recientes ahora son Nintendo, Sony y Microsoft, rivales en lo comercial, pero unidas por las mismas preocupaciones económicas.

Las tres marcas líderes de videojuegos suscribieron un documento en el que exponen al Consejero General de la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos que las nuevas tarifas impactarán negativamente a la industria de los videojuegos, pues esta vería incrementos de hasta un 25%.

En el documento, las tres empresas manifestaron que los videojuegos inyectan vitalidad a la economía de ese país.

“Nuestras compañías y la industria del videojuego apoyan al crecimiento de la economía y de la innovación tecnológica de Estados Unidos […] La industria de los videojuegos hace consolas innovadoras y de tecnología de punta que entretienen y atraen a consumidores de todas las edades y respaldan negocios de todos los tamaños a lo largo del territorio estadunidense. Como creadores de virtualmente todas las consolas de videojuegos en América, Microsoft, Nintendo y Sony Interactive Entertainment lideramos el crecimiento de este segmento de mercado dinámico y altamente innovador.”

¿Viene la unión? PlayStation celebra a Nintendo y Xbox y llama a sumar fuerzas

El documento incluyó un aparatado para abordar el impacto negativo que el aumento de aranceles tendría en los consumidores y, por ende, en la industria.

“Los videojuegos son uno de los pilares de la cultura del entretenimiento estadunidense. Dos de cada tres hogares tienen por lo menos una consola de videojuegos y 60% de los estadunidenses juegan videojuegos diario. Un incremento del 25% haría que una nueva consola sea imposible de costear para muchas familias estadunidenses que nosotros estamos contemplando para la siguiente temporada navideña […] Los consumidores ahora estarían pagando 840 millones de dólares más.”

Si quieres leer todo el documento da clic aquí.

Comentarios