Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La semana pasada hicimos una lista de los videojuegos con mejor calificación de toda la historia, pero como bien saben, cada moneda tiene dos lados, por lo que también vamos a hacer un repaso de los siete títulos peor evaluados, basándonos en Metacritic, que como bien saben, es el sitio que recopila reseñas de videojuegos y películas, y que en lugar de calificar cada título, usa reseñas hechas por otras páginas o usuarios, y realiza una media de todos los análisis recibidos.

Ride to Hell: Retribution (16)

Ride to Hell: Retribution es la vergüenza del mundo de los motociclistas de la Norteamérica de los 60, una producción que debería haberse quedado cancelada, como ya lo estuvo una vez, y dejar las Harley Davidson para otros desarrolladores más diestros con géneros como la conducción o las peleas.

El juego es una completísima guía que repasa punto por punto todo lo que no hay que hacer para tener un juego de calidad. Aburrido hasta el tedio, desagradable desde el punto de vista estético y con bochornosos defectos de falta de pulido éste es, literalmente, un título a evitar.

Double Dragon II: Wander of the Dragons (17)

Double Dragon II: Wander of the Dragons es probablemente uno de los peores juegos descargables disponibles en Xbox 360. El título se queda notaria y tristemente corto en su intención de hacer un remake memorable. De hecho, uno de sus selling points es su nombre.

Double Dragon dejó muy buenos recuerdos en los jugadores ochenteros, por lo que es mil veces mejor volver a jugar las entregas originales que este intento de verle la cara a los fans de la saga.

Afro Samurai 2: Revenge of Kuma Volume One (21)

Terrible desde el punto de vista jugable, y feo hasta la exageración desde el punto de vista visual, la segunda parte de Afro Samurai hace parecer a su original el Ciudadano Kane de los videojuegos.

¿Las claves de su secuela? Una narrativa irritante, ausencia total de cualquier rastro de diversión y unos escenarios que están, literalmente sin terminar. En definitiva, un escalofriante museo de los horrores.

Fast & Furious: Showdown (22)

Estamos ante el enésimo producto que intenta sacar tajada de una licencia cinematográfica, pero en este caso el despropósito es enorme. Su campaña dura unas tres horas o menos, la mecánica de juego es tan problemática que pocos tendrán ganas de rejugarlo, ni para sacarle los trofeos o logros.

También, las persecuciones policiacas son ridículas, las carreras contra coches parecen ser controladas por monos, hay errores terribles de la inteligencia artificiales de los enemigos y cuenta con una de las peores físicas en impactos de vehículos que recordamos, además de una banda sonora con canciones del género del reggaetón o cercanas a éste.

Rambo: The Video Game (23)

Rambo fue un personaje imprescindible para una generación que creció con los clásicos héroes de acción de los años ochenta. Ahora, muchos años después, volvió en formato de videojuego con un título desastroso en casi todo lo que ofrece.

Rambo: The Video Game es un juego que tiene el honor no solo de alargar la sombra de las licencias de cine mal aprovechadas, sino de ser uno de los peores juegos que recordamos en el género de la acción. Controles poco precisos y llenos de fallos, situaciones de Quick Time Events absurdas y momentos de sigilo que parecen de broma.

Lo poco bueno que tiene queda totalmente desdibujado por unos gráficos dignos del peor juego de Playstation 2, cinemáticas a baja resolución, sonido que desaprovecha la licencia con voces enlatadas y una experiencia realmente traumática.

Charlie’s Angels (23)

Una vez más, este juego es el claro ejemplo de la pena de ver cómo una licencia cinematográfica es desaprovechada a favor de las prisas y los intereses económicos. Puede que después de ver este título, otros más antiguos del mismo género ya no parezcan tan malos, como podría ser el caso de The Bouncer.

Por lo demás, ni tan siquiera podemos recomendar probarlo. Quizás únicamente a los muy incondicionales de Los Ángeles de Charlie, pero desde luego a nadie más, y tan sólo como curiosidad. La única ventaja es que el título salió al mercado a precio reducido, pero ni eso servirá como excusa para justificar unos aspectos técnicos y jugables tan poco agraciados.

NBA Unrivaled (24)

NBA Unrivaled llegó en formato digital tanto a PlayStation 3 como a Xbox 360. De este modo, el juego pudo pasar más desapercibido. A pesar de que su planteamiento fue más arcade, sus animaciones daban risa.

El problema es que al ser jugadores reales de la NBA resultaba un poco patético. Esos saltos, esos pases… sin palabras. Si al menos hubieran optado por un diseño más en clave de humor, estilo superdeformed o similar, podría haber tenido un pase. Hasta las animadoras daban miedo con sus coreografías.

Desde la Red…
Comentarios