Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

¡Un control basado en el SNES llega al Nintendo Switch y tienes que verlo!

Lo retro y lo nuevo conviviendo en una misma consola

Los usuarios de Nintendo Switch saben que, cuando se trata de jugar profesionalmente en títulos de pelea o en aquellos que requieren precisión en el control, los Joy-Con no son la mejor opción.

Por eso la recomendación es adquirir el Pro Controller que se vende por separado, pero para quienes vayan a hacer la inversión adicional en ese control y que además tengan un marcado gusto por lo retro y por el historial de Nintendo, llegará una alternativa que no pueden dejar pasar.

Se trata del control SN30 Pro+, cuyo diseño y colores son reminiscentes a los del Super Nintendo (SNES).

Pero la propuesta de este control no se limita a lo estético, pues además presume una mejor distribución de botones, tecnología Bluetooth y una promesa de juego de hasta 20 horas con la pila cargada al 100%.

Ojo, el SN30 Pro+ no es un producto oficial de Nintendo. Es creación de la marca 8BitDo, cuyos creativos pensaron en un diseño que respondiera a la precisión que buscan los jugadores más exigentes; de ahí la nueva distribución de los botones y la sensibilidad personalizable del joystick, de los gatillos y de la vibración.

La personalización se hace programando externamente a través del Ultimate Software del control, disponible para Windows y macOS.

El costo del SN30 Pro+ es de 50 dólares y los envíos comenzarán el 7 de agosto. Su fecha original de lanzamiento estaba programada para finales de 2018, pero por hacerle algunos ajustes fue que se retrasó hasta este año.

Como casi siempre sucede, son las compañías externas las que lanzan productos que apelan a la nostalgia y a la necesidad de juego preciso del usuario.

Por ejemplo, hace poco te contamos sobre el adaptador HDMI plug-and-play para Nintendo 64 que la empresa EON Gaming lanzará al mercado, con el se terminarán los días de imposibilidad de conectar esa consola a una pantalla moderna.

Comentarios