Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Desempolva ese Nintendo 64: ¡Viene un adaptador HDMI!

¡Revive las viejas glorias de GoldenEye, Mario Kart 64 y Conker!

Uno de los grandes problemas con los que se enfrentan los gamers de la vieja escuela es la imposibilidad de jugar con sus antiguas consolas en pantallas actuales, dado que estas carecen de entrada RCA.

Este problema pronto se terminará, al menos para los fans del Nintendo 64, pues EON Gaming -empresa especializada en accesorios para hardware del pasado- lanzará al mercado un adaptador HDMI para Nintendo 64.

El adaptador se llama EON Super 64 y la empresa sostiene que se trata del primer adaptador HDMI plug-and-play para la consola de la Gran N.

De acuerdo con las especificaciones, el adaptador permite jugar todos los títulos de Nintendo 64 en cualquier HDTV, elimina la latencia, escala la resolución a 480p y es de diseño customizado.

Eso no es todo, pues la promesa es que se le puede activar un modo llamado “Sick mode” con el que los visuales estarán más definidos, sin necesidad de instalar mods ni fuentes externas de poder.

Aquellas personas que se preocupen por la concordancia entre el hardware y los periféricos no oficiales, estarán tranquilas al saber que la estética del Super 64 es visualmente consistente con la de la consola original.

Si ya quieres revivir las viejas glorias de tu Nintendo 64, ya puedes preordenar el Super 64, pero debes saber que no es barato, pues su costo es de 150 dólares, o sea, aproximadamente tres mil pesos. La distribución iniciará el próximo 22 de julio.

El Nintendo 64 perteneció a la quinta generación de consolas, de forma que sus principales rivales eran el primer PlayStation de Sony y el Sega Saturn.

A pesar de no contar con tantos títulos como los que presumía el PlayStation, el Nintendo 64 es recordado por sus grandes juegos que revolucionaron la industria, como Super Mario 64, GoldenEye 007 y The Legend of Zelda: Ocarina of Time, para muchos, el mejor videojuego de toda la historia.

Comentarios