Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

REVIEW. ‘Control’: Un extraño shooter de los creadores de Max Payne

Un juego para amantes de Matrix, hecho por los creadores de Max Payne y Alan Wake

Desde que en 2001 lanzó el primer Max Payne, Remedy Entertainment ha sido un desarrollador cuyas propuestas siempre se vuelven referente del desafío a los convencionalismos.

De esta manera, con Max Payne y su primera secuela, propuso una narrativa noir en shooters de tercera persona que fundaron sus mecánicas en el bullet time; mientras que con Alan Wake propuso un modelo de exposición similar al de una serie de televisión, a través de una trama inspirada en los trabajos de Stephen King que además tuvo presencia multimedia vía serie web y libros.

En 2016, Remedy lanzó Quantum Break, un juego con el que comenzó a reflejar una marcada inquietud por la ciencia ficción de corte cerebral y por las secuencias cinemáticas en live-action, aspectos que vuelven a estar presentes en su más reciente título, Control.

El juego tiene lugar en un mundo en el que existe el Buró Federal de Control, entidad gubernamental cuyo objeto es contener, estudiar, entender y controlar objetos y fenómenos que se ubican más allá de toda ley física y comprensión humana.

Jesse Faden llega al Buró atraída por un llamado que ella misma no puede explicar, años después de haber estado involucrada en un incidente sobrenatural. Una vez que arriba al colosal edificio, se verá envuelta en una serie de extraños sucesos con los que irá desenterrando los misterios que alberga esta entidad y que repercutirán directamente en su entendimiento del plano real.

Tal como sucede con todos los juegos de Remedy, Control es un shooter en tercera persona, solo que en lugar de contar con bullet time o con manipulación del tiempo como en sus otras propuestas, aquí el ingrediente principal son las habilidades sobrenaturales en un contexto temático que siempre está cuestionando el concepto de realidad.

Completar misiones principales y secundarias, así como encontrar áreas secretas, es la manera en la que se obtienen puntos para canjearlos en el árbol de habilidades, dentro del que están incluidos mejoras a la vida, a la energía y a los poderes.

Además del árbol de habilidades, están los modificadores para el arma y para el personaje. Los primeros impactan en aspectos como el daño que se inflige a los enemigos y en el tiempo de recarga, mientras que los segundos modifican el comportamiento de los poderes. Es un elemento RPG que se robustece al matar enemigos y al encontrar cofres en el edificio, o bien que se puede crear cero con materiales que se van encontrando.

Hablando del shooting, aquí no hay un extenso abanico de armas para reducir a los enemigos a añicos, sino solo una conocida como Service Weapon, cuya principal característica es que no tiene munición tradicional, pues cuenta con cierto número de disparos en sus distintas modalidades, que a su vez son símiles de la pistola, la escopeta, la metralleta, el lanzagranadas y el rifle francotirador que se encuentran en todos los shooters.

Cuando se acaba la munición, solo es necesario esperar a que se recargue. Pero para que el jugador no quede desprovisto de maneras para defenderse mientras los disparos regresan, puede hacer uso de telequinesis, levitación y control mental, habilidades sobrenaturales que, combinadas con la repartición de balas, hacen más dinámicas las secuencias de acción.

Progresar en el juego requiere descubrir zonas del edificio para activar los puntos de control que sirven para el fast travel, y mientras se siga avanzado comenzarán a llegar alertas en intervalos de entre 15 y 20 minutos para completar submisiones divididas en tres rubros: proteger aliados, destruir nodos y derrotar enemigos más poderosos.

Hacer caso a estas alertas se recompensa con materiales que se destinan a la mejora del arma y a la creación de modificadores, aspectos que ayudan a seguir avanzando en la historia.

Hablando del apartado técnico, Control es un juego de gráficas impresionantes. Estamos ante un título que, para acentuar su extraño y enmarañado argumento, requería de visuales surrealistas y nos complace decir que, por sus efectos de partículas, sombras, luz y atención al detalle, este sin duda es el juego gráficamente más ambicioso de Remedy.

El diseño de audio también atiende esta atención al detalle, pues está siempre a disposición de los peculiares sucesos que bombardean la pantalla.

Por su premisa y ejecución, nos gustaría decir que Control en un juego impecable, pero lo cierto es que le abundan aspectos negativos.

El principal es su fatal framerate, consecuencia, queremos pensar, de la premura con la que Remedy tenía que lanzar el juego. Esta torpeza en la fluidez de los cuadros está presente en todo momento y se hace evidente en situaciones obvias, como cuando la pantalla se satura de adversarios y efectos de partículas, pero también en instantes inexplicables, como cuando se le quita la pausa al juego.

También están sus insufribles tiempos de carga, pero lo que en definitiva no está bien es la cantidad de bugs que tiene, al menos al momento de elaborar este review. Estos errores son variados y van desde la desaparición repentina de los enemigos a cuadro y la típica caída y hundimiento fuera del área de juego, hasta atender alertas y ver que no está lo que debía estar, o la manera en que el mapa tarda en cargarse cuando se le quiere consultar.

Además, la falta de checkpoints tradicionales vuelve tediosos los recorridos, pues al morir, aun estando en una misión o peleando con un jefe, el jugador será regresado al último puesto de control que habilitó.

Son aspectos que al final merman la experiencia de juego y que esperamos sean corregidos mediante parche, pues este es el tipo de título arriesgado, extraño y complejo que se necesita en el mercado.

Control es una experiencia sci-fi claustrofóbica, un juego altamente narrativo que invita al usuario a adentrarse en su universo más allá de lo evidente. Es el juego que resultaría de mezclar Dark City, The Matrix e Inception con un toque de «Metroidvania» en tres dimensiones, y es otro testimonio de cuán innovador siempre ha sido Remedy Entertainment, aun hasta en sus propuestas más accidentadas.

Calificación: 7.0/10
Control
Año: 2019
Versión analizada: PlayStation 4
También disponible: Xbox One y PC
Desarrollador: Remedy Entertainment
Publisher: 505 Games