En Internet, miles de usuarios han estado «cambiando de género» con una aplicación llamada FaceApp, pero ¿sabes qué hay detrás de la plataforma?

Por alguna extraña y curiosa razón, la comunidad en Internet encuentra divertido el «cambiarse de género» con ayuda de aplicaciones.

Si eres mujer, la app te muestra cómo serías si tuvieras un aspecto de «hombre», recortándote el cabello, poniéndote un rostro más ancho y agregando un poco de vello facial.

En el caso contrario, los hombres pueden descubrir cómo lucirían si fueran mujeres, ya que FaceApp agrega volumen al cabello, engrandece los ojos y aplica un poco de maquillaje.

Claro, estamos en 2020 y parece ser que los estereotipos siguen más presentes que nunca. Aún así, los resultados han conmocionado a los usuarios (incluyéndonos) por el realismo que arrojan los resultados.

Convierte tu selfie en un retrato clásico con este sitio

Todos los que han experimentado con esta app han aprovechado la oportunidad de compartir su cambio de género con sus seguidores y amigos. Incluso famosos se han subido a esta tendencia.

View this post on Instagram

Jajajaja, OLOVORGO 👩🏻‍🦱

A post shared by Luis El Crack (@luisitocomunica) on

¿Qué hay detrás de FaceApp y cómo funciona?

Lo cierto es que este fenómeno no es del todo nuevo. Esta tendencia renació entre los muertos. En meses anteriores, el cambio de género ya había estado de moda. Incluso hubo quienes aprovecharon uno de los filtros que ofrece FaceApp para ver cómo podrían lucir con 20 años de más.

Sin embargo, como en toda situación divertida de la vida, FaceApp tiene un «pero» que no muchos conocen. Y estamos hablando, por supuesto, de las terribles letras chiquitas que casi nadie lee.

FaceApp es una aplicación móvil para iOS y Android, desarrollada por la empresa rusa Wireless Lab, que emplea el uso de Inteligencia Artificial para generar automáticamente transformaciones de rostros altamente realistas.

Hasta ahí todo bien, pero ¿por qué debería preocuparnos? La aplicación recoge en letra pequeña que también tiene el derecho de usar la información personal de los usuarios y las fotos que hagan con fines comerciales.

En pocas palabras, el usuario cede el derecho a FaceApp de emplear sus fotos, nombre, voz e identidad con fines comerciales. No obstante, la app asegura que sólo recopila la información que tú brindes a FaceApp; es decir, no va a robar todos tus datos sólo porque sí.

Tampoco tendrá acceso a tus redes sociales en caso de que inicies sesión desde Facebook o alguna otra plataforma.

De acuerdo con FaceApp, la aplicación podría utilizar la información que proporcionas con los siguientes propósitos:

  • Realizar análisis estadísticos sobre el uso de la aplicación (incluso mediante el uso de Google Analytics).
  • Mostrar anuncios si utilizas la versión gratuita de la aplicación.
  • Para obtener más información sobre tus opciones en relación con los anuncios.
  • Se usará información personal para poder divulgarla a las fuerzas del orden público, autoridades gubernamentales y partes privadas según se crea necesario o apropiado.

Entre otras políticas de privacidad, los usuarios deberán aceptar que el sistema registre la IP del dispositivo, pero, lo que parece más preocupante, es que también la página web registrada antes de utilizar FaceApp.

La aplicación es clara al decir que se utilizan los datos de los usuarios con fines comerciales. Es decir, la información proporcionada es vendida a terceros.

La recopilación de información podría ser inofensiva, pero es decisión del usuario brindar su información personal.

No hay nada de malo con divertirse a través de la red neuronal que emplea FaceApp, pero si eres una persona que cuida de su privacidad, sería importante que, a la próxima, echaras un vistazo a las políticas de privacidad.

Más allá del «robo de datos», FaceApp podría esconder una ciencia muy interesante que incluso, más allá de proporcionar imágenes divertidas, podría ser de gran utilidad.

Los resultados de la aplicación son tan precisos que, por ejemplo, el filtro de «anciano» podría ser de gran utilidad si una persona ha estado desaparecida durante mucho tiempo.

La tecnología de FaceApp podría brindar un estimado muy exacto del posible aspecto de una persona que no ha dejado rastro. Por fortuna, tenemos un artículo que explica todo el potencial que podrían tener este tipo de apps.

Como todo en la vida, esta aplicación tiene sus pros y sus contras, así que será decisión de los usuarios compartir sus imágenes o no.

Te mostramos cómo encontrar a tu parecido artístico con Google Arts

¿Qué opinas de FaceApp?