Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

4 razones por las que deberías dejar de usar Google Chrome

Google Chrome es el navegador más usado del mundo, pero desafortunadamente hoy en día hay mejores opciones en el mercado.

Hablar de navegadores hoy en día casi siempre se reduce a 4 opciones, Chrome, Firefox y Safari y Edge, sin embargo, más allá de estos 4 grandes hay muchas otras opciones interesantes para dispositivos móviles y de escritorio que incluso tienen funciones que ninguno de estos 4 presume todavía.

Y aunque Google Chrome es en general un buen navegador, no podemos negar que la empresa se durmió en sus laureles y permitió que sus competidores se acercarán e incluso lo superarán en varias de las cosas que hicieron Chrome el mejor navegador del momento hace ya varios años.

Y es que Chrome sufrió el efecto “Explorer”, pues cuando llegó al mercado logró derrotar al que en su momento era el navegador más usado del mundo, Internet Explorer, gracias a su velocidad, su facilidad de uso y sus innovaciones, y hoy incluso Microsoft le está regresando la jugada con el nuevo Edge.

Pero por qué deberías considerar abandonar Chrome y probar por otro navegador, bueno, aquí explicaremos algunas opciones, y aunque quedarte en Chrome no significa que sea una mala decisión, sí queremos que sepas que hay opciones muy interesantes más allá de los muros de colores de Google.

Poca privacidad

Uno de los negocios más lucrativos de Google es la publicidad, por lo que la empresa recopila una gran cantidad de información de los usuarios y la navegación en Internet para personalizar los anuncios, y aunque Google siempre ha dicho que hay opciones para evitar que este rastreo sea en todo momento, la realidad es que Chrome no cuenta con opciones para evitar o reducir el rastreo de sitios web como sí es posible de hacerlo en Firefox o el nuevo Edge.

Si la privacidad es uno de los temas que más te interesan Chrome es la peor opción para eso, mientras que el navegador más enfocado en eso es Firefox, de hecho, si tu intención es abandonar Chrome por este motivo, considera también dejar el buscador de Google y probar DuckDuckGo.

Ya no se diferencia del resto por su velocidad

En su momento Chrome no tenía rivales en lo que respecta a velocidad, de hecho, al día de hoy sigue siendo uno de los navegadores más rápidos del mercado, sin embargo, ya no es un arma exclusiva con la que pueda presumir.

Al día de hoy creo que hay dos navegadores que lo hacen igual o mejor que Chrome en velocidad, uno de ellos es el nuevo Microsoft Edge, el cual está basado en Chromium, y el otro es Brave, que es mucho menos popular pero que también está basado en Chromium, quizá esta sea la razón por la que ambos son tan veloces, sin embargo, ambos navegadores quitaron muchos elementos de rastreo que sí están en Google Chrome, de ahí que hayan mejorado incluso la velocidad de sus navegadores en comparación con Chrome.

Excesivo consumo de recursos

El talón de Aquiles de Google Chrome ha sido por mucho tiempo el excesivo consumo de recursos, algo que en equipos con especificaciones técnicas más limitadas es un dolor de cabeza.

Lo que sorprende es que la empres lleve tantos años sin resolver este problema, incluso hasta parecería que es algo que no pretenden mejorar, aunque una vez más esto también está relacionado con todas las herramientas que el navegador utiliza para rastreo.

Para darnos una idea de lo excesivo que es el consumo de Chrome, en pruebas básicas de rendimiento con el administrador de tareas de Windows puedes darte cuenta de que Chrome utiliza poco más del doble de memoria RAM en comparación con navegadores como Edge, Firefox o Brave, así que si tu computadora no tiene mucha RAM, considera dejar Chrome de una vez por todas.

¿Juega sucio contra su competencia?

En más de una ocasión ingenieros de Firefox y de Microsoft han acusado a Google de “jugar sucio” contra sus navegadores, incluso hay pruebas de como servicios populares de Google como YouTube funcionaban más lento en navegadores que no eran Chrome.

Esa es probablemente una de las principales razones por las que el nuevo Edge seguramente se basa en Chromium, para no salir perjudicado con estos “errores” de Google.

Por un lado, puede que por esta razón no quieras dejar Chrome, pero por otro me parece que una empresa no debería hacer que sus programas funcionen mal en los productos de su competencia, es decir, sería normal que ciertas funciones de los productos de Google sean exclusivas de Chrome, pero de ahí a que las cosas funcionen mal intencionalmente para sacar ventaja es una cosa que la compañía que lleva por lema “No seas malvado” jamás debería cometer.

Como lo mencioné, si no quieres sufrir con estas “fallas accidentales” de los productos de Google en otros navegadores, puedes apostar por Brave o el nuevo Edge, porque justamente ambos tienen la base de Chrome.

Comenta en redes sociales