Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Probé el nuevo Microsoft Edge, y no pienso volver a usar Chrome

Microsoft tiene un navegador que tiene lo mejor de Chrome, Edge, y un poco de Firefox.

Hace muchos años Microsoft era amo y señor de los navegadores web con Internet Explorer, y hasta que no llegó Chrome la empresa de Redmond no perdió la corona en este campo. De ahí intentó dar el primer golpe a Google con Edge, un navegador más moderno con añadidos interesantes pero que no tenía muchas extensiones que hacían de Chrome… ¡Chrome!

Por ese motivo la empresa de Redmond tomó la decisión de cambiar por completo su estrategia, y comenzó a trabajar desde hace poco más de un año en un nuevo Edge basado en Chromium, el proyecto de código abierto que le da vida a Google Chrome. Sin embargo, la gente de Microsoft no ha copiado y pegado Chrome, sino que han quitado lo mejor de Chrome y lo han juntado con lo mejor de Edge para lanzar un navegador que desde ya me ha dado motivos suficientes para no volver a usar Google Chrome.

Algo que tienen que saber

Antes de continuar debo mencionar que en los últimos días estuve probando la última versión beta disponible de Edge, la cual debería ser muy parecida a la primera versión estable que se ha lanzado el día de hoy, y la cual puedes conseguir desde este enlace.

Si hay algunas novedades o errores que se hayan corregido en esta versión estable y que pueda identificar se los haré saber una vez que la pruebe, pero toda la experiencia y funciones de las que les voy a hablar están basadas en la última beta de este navegador.

Cómo instalar el nuevo Microsoft Edge basado en Chromium

¿Qué me ha gustado del nuevo Microsoft Edge?

Llevo usando Chrome como mi navegador principal en el teléfono y computadora desde hace años, y aunque he intentado varias veces hacer que esto suceda con Firefox, simplemente no termina por ser una experiencia igual. Firefox es increíble y tiene grandes funciones enfocadas en privacidad, además de que también es altamente personalizable y cuenta con una buena cantidad de extensiones.

El problema es que muchas veces algunos productos de Google imprescindibles como YouTube no terminan por funcionar bien en Firefox (aunque parece que esto lo hace Google a propósito). Y aunque temía que sucediera lo mismo con el nuevo Microsoft Edge, la realidad es que incluso el nuevo navegador de Microsoft es más rápido y consume menos recursos que Google Chrome.

Como lo dije en un principio, el nuevo Edge no es un “copy paste” de Chrome, pues los desarrolladores del proyecto han eliminado 53 servicios que utiliza Chrome que son algo invasivos con la privacidad, por lo que este navegador es mucho más privado, rápido y fluido. De hecho, en las pruebas de rendimiento que ya se han realizado se puede ver que en todas las pruebas el nuevo Edge supera a Chrome en velocidad y consume menos memoria RAM.

Un detalle que también es de gran ayuda es que tenemos un botón dedicado para la traducción de sitios web en otro idioma, aunque a diferencia de Chrome que usa Google Translate, aquí se usa Microsoft Translate, por lo que no hay gran diferencia entre un navegador y otro en este apartado.

Un detalle también muy interesante es que también se puede enviar una pestaña a Chromecast (como en Google Chrome), pero por desgracia no he podido hacerlo, aunque eso se debe a un error en la versión beta que quizá ya esté solucionado en la versión estable.

 Todo lo bueno de Chrome con todo lo bueno de Edge y un poco de Firefox

Una de las grandes ventajas que tiene Chrome sobre todos los navegadores del mercado son las extensiones, que son esas aplicaciones web que mejoran la experiencia de uso del navegador, algo así como las aplicaciones en Android, ¿se imaginan cómo sería Android si tuviera muy pocas aplicaciones?, bueno, pues el nuevo Edge o Edgium como a veces le llaman en redes sociales es compatible con todas las extensiones de Chrome, y se pueden instalar desde la Microsoft Store (por defecto), o bien, desde la Chrome Web Store en su versión web.

Otro detalle es que hasta ahora no he notado ningún tipo de problema de rendimiento con YouTube y otros servicios de Google que normalmente suelen funcionar mejor en Chrome que en otros navegadores, y esto se debe a que básicamente comparten el mismo ADN.

Y aunque Edgium no es tan personalizable como Chrome y Firefox, sí puedes cambiar el tema a claro u oscuro, o hacer que cambie por defecto con base en el tema que tienes en Windows 10.

Este navegador también incluye un modo lectura nativo que te permite cambiar el tema y tamaño del texto, por lo que es ideal para leer sitios web con artículos extensos sin pasar por publicidad ni cosas que te distraigan.

Asimismo, vamos a encontrar una característica llamada “Leer en voz alta”, que hará que el navegador lea el texto para ti. Como detalle también debes saber que puedes elegir entre varios modelos de voz para que elijas la que más te gusta.

No es Firefox en cuestión de privacidad, pero sí está encaminado

El nuevo Edge permite escoger entre 3 opciones de privacidad, la cual es Básica, Equilibrada y Estricta en lo que respecta al seguimiento de sitios web. Esto es algo que vemos en Firefox, y aquí Microsoft ha tenido a bien replicarlo en su nuevo navegador.

Dependiendo de la configuración que elijas podrás evitar que los sitios web te rastreen con mayor facilidad y los anuncios serán poco o nada personalizados, aunque puede que algunas partes de ciertos sitios no funcionen correctamente, pero tampoco es una cosa grave. ç

También se nos permite borrar los datos de exploración que nosotros queramos siempre que se cierre el navegador, y por supuesto que aparece la opción de navegación InPrivate, que es el similar a la navegación privada de Firefox.

Y en cuanto respecta a la seguridad, tenemos la tecnología llamada SmartScreen de Microsoft Defender, que estará protegiéndonos en todo momento contra descargas y sitios maliciosos.

¿Cómo va la sincronización entre dispositivos?

Si usas el nuevo Edge en distintas computadoras con Windows o Mac la sincronización es prácticamente inmediata siempre y cuando uses la misma cuenta de Microsoft. En el caso de dispositivos móviles es diferente, pues a pesar de que Edge en Android ya cuenta con el nuevo logo, todavía no se sincroniza perfectamente con el Edge Chromium.

Por ahora puedes sincronizar cosas como favoritos, contraseñas y otros datos, pero de momento no se puede sincronizar el historial y tampoco puedes usar la función de “continuar en PC” que permite enviar el sitio web que estás usando de tu teléfono al navegador. Microsoft prometió en su momento que estas funciones llegarán pronto.

Con todas estas funciones Microsoft ahora sí tiene un navegador poderoso y atractivo que puede robarle muchos usuarios a Chrome, y si Google sigue sin ponerse las pilas con su navegador y lo optimiza al nivel de su competencia, entonces puede que el declive de Chrome a manos de Microsoft haya comenzado.

Comenta en redes sociales