Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Marissa Mayer

Marissa Mayer acaba de ser nombrada la nueva CEO de Yahoo, pero esa no es la única noticia, pues resulta que está embarazada y dará a luz el próximo octubre. ¿Por qué es importante? Porque aunque el mundo ya no ve mal que una compañía del calibre de Yahoo tenga una CEO mujer, todavía hay prejuicios sobre las mujeres embarazadas y si en este estado pueden cumplir al 100% con su trabajo, en especial en un cargo directivo. Esta empresa cree que sí.

Marissa Mayer trabajaba en Google hasta ayer, cuando se supo de su decisión. Las criticas no se han hecho esperar, pues, ¿por qué alguien elegiría cambiar al gigante de internet por una compañía en apariencia inferior? Al considerar el historial de Mayer, la respuesta parece obvia: lo mejor que Mayer podría haber hecho es irse de Google.

Su trayectoria —por lo tanto, su vida— es sorprenderte. Era una alumna destacada en la escuela hasta que a los 24 años decidió trabajar en la recién conocida Google. Hoy se rumora que su valor radica en una cifra cercana a 300 millones de dólares. Si así lo quisiera, Mayer no necesitaría trabajar, pero ella lo hace porque es lo que le gusta.

Como empleada de Google, guió a la compañía en el desarrollo de sus más exitosos productos e influyó en el diseño minimalista y amigable con el usuario del motor de búsqueda y Gmail.

Su liderazgo y su atractivo visual la hicieron una de las mejores opciones de Google para volverse un rostro público al hablar en eventos de prensa. En lo que respecta a su vida personal, Mayer se casó en 2009 con el inversionista y filántropo Zachary Bogue, con quien armó una pareja poderosa que incluso tuvo el honor de ofrecer una cena para recaudación de fondos a la que asistió el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Dinero, belleza, amor y una carrera fabulosa, ¿hay algo que no tenga? Parece que sí: poder, algo que al fin tiene en su nuevo puesto de Yahoo.

En Google, Mayer trabajaba obsesivamente en una semana de 130 horas laborales y la compañía la puso a cargo de los productos locales en 2010, pero al año siguiente quiso que Jeff Huber se encargara de los productos locales y el área de comercio como vicepresidente senior. Mayer se quedó detrás de éste y otros nombramientos.

Ella dijo a la prensa que no le importaba el título, sino los productos de los que se encargaba; sin embargo, Google dejó de mostrar su trabajo y no permitió que apareciera en las conferencias de la compañía. Fue entonces que Mayer se dio cuenta de que si quería seguir creciendo y mostrar todo su potencial, Google no era el lugar correcto.

No importa la posición de Yahoo en el mercado, sino que Mayer, con 37 años, al fin tiene la oportunidad de demostrar lo que puede hacer con el traje de CEO.

Parecerá que esta noticia es un chisme sobre los directivos de empresas tecnológicas, pero sin duda vale la pena saber de personas que trabajan muy duro para crecer y lo logran. Además, podría ser que la nueva CEO sea un parteaguas en lo que se refiere al papel de las mujeres y de la maternidad en los puestos directivos.

Después de saberse la noticia, Marissa Mayer tuiteó sobre su nombramiento: “Estoy muy emocionada por empezar mañana en mi nuevo puesto en Yahoo!”. También cambió su biografía por @Yahoo! En los próximos meses podremos empezar a ver el fruto de su trabajo en esta compañía.

Marissa Mayer

Referencias: Venture Beat y Bussiness Insider

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios