Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Si nos remitimos al asunto de la comida, quizás uno de los alimentos que pasan por más manos antes de que el consumidor se los coma es el pan. Pues bien, en términos de oficina, quizás sea una obviedad el saber que el teclado es probablemente el dispositivo más sucio con el que tenemos contacto. Simplemente observe su teclado y es probable que encuentre entre las teclas restos de comida, migajas, polvo, cabellos, manchas de café, entre tanta cochinada que se acumula. Finalmente llega el momento de tener que limpiar el teclado, lo cual implica sacar cada tecla, limpiarla y regresarla a su posición de origen. Para evitar todo este asunto, Logitech,  ha inventado un teclado lavable.

El teclado K310 de Logitech puede sumergirse en agua, por lo que es tan fácil de lavar como si se tratara de platos. Las dos principales características de este teclado es su diseño durable, así como los agujeros para drenar que aparecen en la parte inferior, que sacan fácilmente el agua cuando se lava. Las teclas están impresas por laser y tiene una capa protectora ultravioletas que lo protege de lavarlo con frecuencia.

Evidentemente no hay que considerar este teclado como si fuese un plato de alguna vajilla. El K310 requiere de ciertas precauciones al lavarlo, por ejemplo, debe lavarse a mano solamente y con agua tibia. El teclado no soporta detergentes abrasivos y el cable USB debe mantenerse seco a todo momento.

Este interesante y novedoso teclado se vende por unos 40 dólares a través del sitio web de Logitech. El siguiente video es muy ilustrativo:

Lo que a mí me llama la atención es que cómo a nadie se le había ocurrido esta idea…

Referencia: GizMag

Desde la Red…
Comentarios