La Free Software Foundation (FSF) es una organización que en general tiene la simpatía de la mayoría de los programadores, pero últimamente ha salido con un par de sugerencias que hacen dudar de sus intereses. Veamos lo que está pasando: Hay mucho código fuente en Javascript, uno de los más populares es por ejemplo JQuery, y muchos sitios web lo usan contínuamente.

La mayoría viene con una licencia que obliga a que se incluya una leyenda indicando que se trata de software libre y disponible para descargar y reusar sin cargo alguno. Y este no es en realidad el problema. La dificultad es que la FSF quiere exigir que se etiquete Javascript con el estado actual de su licencia de uso: la Javascript Licence Web Label.

Se ha sugerido pues, que si se usa Javascript hay que poner un enlace a la licencia de uso, la cual pueda ser consultada. Por ejemplo:

<a href=”/about/javascript” rel=”jslicense”>
JavaScript license information
</a>

La cuestión es que la idea es que esto debería estar accesible a cada máquina de manera que un agente pudiese checar la presencia de código “copyleft” o “copyright” en la misma página. Se ha sugerido que esto debería solamente ser aplicable a Javascript cargado directamente de archivos; cualquier otro código en línea debería tener sus propios términos de licenciamiento incluídos en la página en donde se está usando.

Lo interesante al final del día es que estas “web labels” pueden ser usadas como una herramienta, como el plug-in LibreJS para Firefox, que automáticamente bloquea cualquier página web que contenga “Javascript no libre y/o no trivial”. El argumento ha sido ensayado muy bien: el sofware propietario es un peligro y debería evitarse a toda costa porque acota su uso futuro y hace de la web un medio ambiente menos libre.

Todo parece ser sensato, pero bloquear una página web porque usa Javascript no-libre, no trivial, parece ir demasiado lejos. En un mundo gobernado por licencias, copyright, patentes, etc., esto parece complicar las cosas porque ahora los creadores de una página web tienen que juzgar cuando su codigo Javascript es “no-trivial” y decidir si debe ser propietario.

La pregunta es pues si sobrerregular la libertad de software es en realidad ¿iniciar una guerra por la paz? Quizás deberíamos recuperar la simpleza en nuestro trato con el código y recordar que lo que importa es la intención de las acciones y su implementación.

Fuente: i-programmer

Enlaces Patrocinados
Comentarios