Samsung está considerando vender su negocio de impresión a HP en un acuerdo equivalente a mil 800 millones de dólares, con el fin de que la compañía surcoreana pueda enfocarse en sus negocios principales, es decir, pantallas y smartphones.

El periódico Seoul Economic Daily, que cita a una fuente interna anónima de Samsung, dijo que es probable que la empresa anuncie una decisión sobre la venta potencial en algún momento de la próxima semana.

En 2014 la compañía inició un proceso de desinversiones en el que se desprendió de sus participaciones en cuatro filiales químicas y del sector de defensa por las que obtuvo un total de mil 700 millones de dólares.

Aunque Samsung es líder mundial de smartphones, televisores y chips de memoria, no tiene una posición tan relevante en el área de impresoras, donde está por detrás de compañías como HP, Canon y Epson. La empresa ocupa el quinto lugar en el ranking mundial con una cuota de mercado del 5%.

En el segundo trimestre del año, la división principal de Samsung obtuvo ganancias netas de cinco mil 617 millones de dólares, lo que supone un incremento del 1.7% respecto al dato del año pasado y su mejor resultado trimestral en dos años gracias al impulso de las ventas de smartphones como el Galaxy S7 y S7 edge.

Mientras la venta de su negocio de impresión sucede, Samsung actualmente presenta un problema mayor, ya que gracias a que algunos modelos de su Galaxy Note 7 salieron defectuosos y causaron accidentes debido a fallas con la batería, la compañía decidió reemplazar todos aquellos equipos que ya se encuentran en el mercado, un movimiento que seguro le costara varios miles de millones de dólares.

Referencias: Fortune, Reuters

Enlaces Patrocinados
Comentarios