En 2004 Samsung y Sony iniciaron un negocio llamado S-LCD que finalmente ha llegado a su fin. El día de hoy Samsung dió el anuncio de que comprará el porcentaje que Sony posee en esta empresa. Esta decisión viene tras rumores en octubre de una posible separación y tras resultados poco satisfactorios de televisiones LCD. En Noviembre Sony reportó una pérdida anual de 1,200 millones de dólares en su negocio de televisiones.

Samsung comprará el 50% de Sony y pagará 938.97 millones de dólares para convertir el negocio completo en una compañía subsidiaria de su propiedad. Sony además aseguró una relación estratégica para seguir recibiendo páneles de parte de Samsung basado en los precios del mercado y sin la necesidad de manejar plantas de maquila.

¿Esto qué significa para el consumidor final? En realidad, es una decisión que sucede a una competida participación que Sony ha tenido en el mercado de las televisiones: pues en ocho años seguidos han presentado pérdidas. La compañía coreana ha renovado su línea de productos pero también busca alternativas y nuevas ofertas para la misma. Se espera que Sony ofrezca pronto un servicio de streaming por Internet que compitiría con contenidos de cable.

Fuente: The Verge, CNET

 

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios