Anti-google

Oracle y Google no son empresas “amigas”. En los últimos años Oracle ha demandado -sin éxito- una y otra vez a Google, por usar Java en su sistema operativo Android. El gigante de los buscadores se ha salido siempre con la suya y Oracle, a pesar de estos fracasos legales, no termina por desistir en su batalla. Ahora, ha decidido fundar un grupo anti-Google. ¿Pero de qué se trata?

El “Google Transparency Project” es un grupo que busca exponer las malas acciones hechas precisamente por la empresa buscadora. Lo interesante es saber qué hay detrás y a quién patrocina este esfuerzo.

“Oracle es el contribuyente absoluto (uno de muchos), del Proyecto de Transparencia. Esta es información importante que el público merece conocer. Los registros son 100% precisos y públicos”, dice Ken Glueck, Vicepresidente de Oracle.

¿Pero quiénes son los otros que apoyan semejante iniciativa? Uno pudiese pensar que Microsoft está involucrado porque en el pasado, de forma secreta, inició un asunto similar, pero ahora ha dicho que no es uno de los que están contribuyendo en este proyecto.

Aparentemente Daniel Stevens, quien comanda este esfuerzo, ha declinado indicar quiénes están colaborando en este proyecto y ni siquiera explica las razones para este proceder. Y quizás no importe realmente quienes estén intentando transparentar las acciones de Google, aunque el saber quiénes están detrás de esto podría ser el primer esfuerzo por transparentarse a sí mismos.

Google es una empresa poderosa, que ataca una enorme cantidad de mercados tecnológicos y realmente lo hace con mucho éxito. Android, siendo incluso de código abierto, ha dominado la batalla de los teléfonos inteligentes, usando Java, que es propiedad de Oracle, pero que cuando se inició era de Sun Microsystems, que a la postre adquirió.

Y tal vez en este “odio legal” por Google que, de acuerdo a la percepción de Oracle, saca provecho de las herramientas que son de ellos, sea la motivación central para tratar de hacer una investigación en donde eventualmente se buscaría sacarle algún trapito sucio a la empresa buscadora.

En la opinión particular de quien escribe, Oracle no le da vuelta a la hoja porque hay muchos miles de millones en juego. Por ejemplo, la última vez que Oracle demandó a Google por unos 9 mil millones de dólares, no sacó ni un dólar de todo ello. A pesar de eso, creo que en algún momento Oracle tendrá que darse cuenta que su batalla está pérdida y dedicarse a lo que saben hacer, que son bases de datos.

Google no ha comentado al respecto de esta iniciativa de Oracle.

Referencias: Fortune 

Enlaces Patrocinados
Comentarios