No más clones de Flappy BirdEl éxito efímero de Flappy Bird, adictivo juego con una premisa sumamente básica en su funcionamiento, dejó toda una ola de clones con diferentes “ajustes”, ya sea un título donde en vez de un ave se utiliza un superhéroe u otro donde el escenario está alterado. Un reporte indica que ante la cantidad de clones que se han publicado, Google y Apple decidieron rechazar los juegos de este tipo.

Según se sabe, Flappy Bird fue publicado desde mayo de 2013, pero fue apenas hace unos días que alcanzó la fama y el característico pájaro pixelado comenzó a aparecer por todos lados. No tomó mucho tiempo para que los duplicados de este título se hicieran presentes, probablemente por la búsqueda de aprovechar el fenómeno para generar ingresos con apps similares.

Sin embargo, la cantidad de juegos con el referente “Flappy” en el nombre crecieron en demasía, por lo que aparentemente las dos empresas encargadas de las principales tiendas de apps móviles decidieron hacer algo al respecto.

Según el desarrollador Ken Carpenter, su aplicación Flappy Dragon fue rechazada en la tienda de Apple puesto que ésta se “aprovechaba de una app popular”, es decir, se estaría convirtiendo en una especie de spam, que aparentemente es la misma razón por la que Google está actuando de manera similar.

A Carpenter se le notificó sobre la razón para rechazar el software que había creado, pero él mismo se cuestiona de qué juego podría estarse aprovechando puesto que Flappy Bird ya no existe en las tiendas de apps desde que su creador la retiró de las mismas.

Algunos otros desarrolladores han planteado situaciones similares, y afirman que no hubo medida preventiva alguna de parte de las compañías respecto a la nueva disposición, sin embargo, los creadores de apps podrían volver a intentar enviar sus productos bajo una nueva denominación que no implique algún parecido con el nombre del juego original.

Este es el último episodio en una larga lista de hechos inverosímiles que provocó el éxito inesperado de una de las apps más básicas que podrían existir.

Referencia: Twittter

Enlaces Patrocinados
Comentarios