Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Mientras la mayor parte de Estados Unidos escuchaba el discurso de aceptación de Donald Trump en la Convención Nacional Republicana, el director ejecutivo de NVIDIA, Jen-Hsun Huang, estaba haciendo lo que mejor sabe hacer: revelando un nuevo y sorprendente producto justo cuando nadie lo esperaba.

Se trata de la nueva tarjeta gráfica Titan X, la cual promete un rendimiento superior a todo lo visto hasta ahora. Ésta incluirá 3,584 núcleos CUDA a una velocidad de reloj de 1.53 GHz, es decir, un 60% más que modelos anteriores; sin duda una cifra espectacular comparada con los 2,560 núcleos de la NVIDIA GTX 1080.

Con arquitectura Pascal de 16 nanómetros, la nueva NVIDIA Titan X cuenta con 12,000 millones de transistores, que contrastan con los 7,200 de la GTX 1080, mientras que su VRAM será de 12 GB GDDR5X con un consumo de 250 W y un conector de 8+6 pines.

Por otro lado, sabemos que su interfaz de bus será de 384-bit y contará con 3 puertos Display Port 1.4, 1 HDMI 2.0b y 1 DVI-I.

Irónicamente, esta tarjeta empezó como una apuesta entre el jefe de ingeniería de NVIDIA con el presidente de la empresa, diciendo que no eran capaces de conseguir más de 10 teraflops de procesamiento en un único chip. Al final sí lo lograron, con 11 teraflops FP32 de punto flotante de 32 bits.

NVIDIA afirma que esta nueva Titan X será un 60% más rápida que su predecesora, la cual fue fabricada con arquitectura Maxwell. Su venta comenzará a partir del próximo 2 de agosto, con un precio sugerido de 1,200 dólares.

Referencia: NVIDIA, TechnoBuffalo 

Desde la Red…
Comentarios