Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

 

sapper00
Richard Sapper murió hace un par de días a la edad de 83 años. Su hija Carola Sapper confirmó en un correo el deceso de su padre. El diseñador industrial, nacido en Alemania, pero con preparación académica en Italia, creó toda clase de productos, desde algunos para el uso casero hasta automóviles. Sin embargo, probablemente Sapper es mejor conocido por ser el jefe de diseño industrial y consultor de IBM, amén de tener el crédito de haber creado la ThinkPad en 1992.

“[Un buen diseño] tiene que transmitir el mensaje a quien sea que lo ve, o quien sea que lo tiene en sus manos”, dijo Sapper en una entrevista en el 2013. “Qué mensaje manda es otro tema, pero tiene que decir algo”. Y esto fue probablemente uno de sus principios de trabajo, incluso cuando el reto técnico era enorme. Para Fiat, por ejemplo, creó conceptos de autobuses y automóviles. Fue un colaborador por muchos años de Marco Zanuso, en donde Sapper experimentó con nuevos materiales y con técnicas de fabricación sui generis, como la silla apilable K 1340 de Kartell, que se hizo totalmente de polipropileno o bien la silla Lambda, producida con metal estampado.

Durante los años 60s y 70s del siglo pasado, Snapper se hizo de un nombre por mérito propio en Brionvega, una compañía italiana conocida por sus productos electrónicos para el hogar, muchos de los cuales están en la colección permanente del Museo de Arte Moderno (MoMA por sus siglas en inglés). Fue el diseñadoer de la lámpara Tizio para Artemide, que fue una maravilla y que salió en 1972, en donde se emplean contrapesos para ajustar fácilmente la dirección de la luz, un tubo de halógeno, además de no mostrar cables en el diseño. Se produjeron dos millones de lámparas desde entonces. No es pues extraño el concepto de belleza en los diseños de Sapper. Por ejemplo creó una tetera para la empresa Alessi, la primera en una línea de fabricación de teteras de diseñadores.

La carrera de Sapper fue prolífica, pero tiene un punto curioso: rechazó una oferta de Steve Jobs para trabajar en Apple. Y aunque sus cajas negras de las laptops que diseñó hablan de su momento particular en la historia, el legado de Sapper seguramente seguirá influyendo a los diseñadores industriales de las siguientes generaciones.

Referencias:

FastCo Design 

Desde la Red…
Comentarios