¿Recuerdan aquella escena en la que Martin McFly tomó “prestada” una Hover Board para huir de la pandilla de malosos, sólo para descubrir que esta no funcionaba sobre el agua? Pues Mattel ha tomado en cuenta la gran cantidad de personas que siempre desearon una, para fabricar una réplica que no vuela, pero luce exactamente igual a la tabla que Martin usó en la segunda parte de Volver al Futuro.

La famosa juguetera hizo este anuncio en la feria del juguete de Nueva York en su versión 2012, donde sólo se revelaron algunos datos menores al respecto.

Por lo que se sabe, será una réplica de tamaño completo de la que vimos en la película; desde su chillante color rosa, hasta los sujetadores de velcro que combinarán con esos tenis auto ajustables Nike que Martin usó en el filme, y que seguramente muchos de nosotros esperamos con ansias.

La Hover Board, es incapaz de volar, pero esta puede deslizarse en la mayoría de las superficies, mientras una pequeña bocina emite ruidos como si volara.

La Hover Board no es realmente un juguete, es un artículo de colección para todos aquellos treintañeros que hayan soñado con tener una de esas cuando llegaran al, entonces lejano, año 2015. Esta realmente no tiene más uso que el decorar la pared de la sala de algún geek para que todos sus amigos la contemplen en agónica envidia.

Mattel aún no anuncia un precio, pero adelantó que esta tabla no sería barata. No entiendo la razón; básicamente es solo un nostálgico pedazo de plástico rosa mexicano con algunas estampitas pegadas; sin embargo, esta compañía de juguetes sabe como aprovecharse de los fans, y más, cuando estos han esperado como 20 años para poner sus pies sobre la Hover Board y sentirse Martin McFly por un rato.

En septiembre del año pasado, Nike comenzó una subasta en eBay para vender réplicas semi-funcionales (Con lucecitas LED y todo.) de los tenis auto ajustables que Martin usó en esta misma película.

La sólida base de fans que esta trilogía ha generado, cuenta millones de personas alrededor del mundo, y todas estas, o al menos los suficientemente clavadas, están ansiosos por artículos como estos para revivir una época remota; sin importar cuanto les cueste.

 

Fuente: Gizmag

Enlaces Patrocinados
Comentarios