MagPi

La computadora Raspberry Pi, de la que hemos hablado más de una vez aquí, es quizá una moda. Todos queremos una de esas tarjetas que cuestan unos 25 euros, pero que por el momento su fabricante ha tenido problemas para manejar la excesiva demanda. Cuando se anunció la primera remesa de Raspberry Pi, ésta se acabó en menos de dos horas. Así que habrá que tener paciencia y esperar a que el fabricante vaya acelerando la producción para lidiar con la gigantesca demanda de esta nueva computadora de bajísimo costo.

Sin embargo, está claro que equipos tan novedosos carecen muchas veces de la documentación adecuada o bien, al ser de código abierto, se espera que muchos aficionados les metan mano y entonces se genere más información sobre las diferentes cosas que se pueden hacer con esta computadora.

La computadora Raspberry Pi, basada en un procesador ARM, podría revolucionar o revitalizar la educación de los futuros programadores. Por el momento lo que sí hace falta es software y documentación. Para los expertos en electrónica y cómputo esto muchas veces no es problema, pero para los no especialistas, las instrucciones —si existen— son muchas veces indescifrables.

En la medida que haya más Raspberry Pi en el mercado, el problema de software e  instrucciones disminuirá. Mientras tanto, para quienes quieren aprender con expertos que pueden dar consejos y recomendaciones, además de software novedoso, ha salido la revista MagPi, dedicada exclusivamente a la Raspberry Pi. Ya el primer número ha salido a la venta, aunque para muchos el material es poco inspirador.

Hay una sección sobre la historia de la Raspberry Pi y un análisis de su situación actual. Sigue un artículo de hardware, que es una revisión de una mano robótica que trabaja vía USB (una idea bastante atractiva). Sigue con una descripción de RacyPi, una interfaz de usuario (GUI) para Linux muy interesante, aunque no hay ninguna explicación de cómo correrla en la Raspberry Pi, pero sí en una PC. Otro artículo es sobre Linux (Debian) y una presentación retro del lenguaje Python. Considerando esto, el primer número de esta revista aún se ve pobre, en términos de expectativas de lo que queremos aprender sobre la Raspberry Pi.

Hay que decir que ésta no es una publicación oficial, aunque el sitio la está promoviendo. Posiblemente esto anime a escritores del tema a contribuir con la misma. Habrá que esperar al número siguiente.

De acuerdo con el sitio oficial de Raspberry Pi, están mejorando la producción de las computadoras y ya se invita a los siguientes 75 mil personas en la cola a que hagan su pedido en las siguientes dos semanas para que puedan recibir su Raspberry Pi en junio y julio de este año. Sorprendente.

Fuente: i-programmer

Enlaces Patrocinados
Comentarios