Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En la conferencia que sobre Linux (LinuxCom), se ofrece en Portland, Oregon, el creador del sistema operativo, Linus Torvalds dejó caer una bomba cuando dijo que el kérnel de código abierto ha dejado de ser el kérnel hiper eficiente que que él soñó cuando empezó a escribir Linux. En lugar de eso, indicó, “el kérnel se hinchó, es gigantesco y da hasta miedo“.

¿Qué habrá querido decir con que se hinchó? ¿quizás quiso decir que Linux se empieza a parecer cada vez más a Windows? Matt Asay, que escribe el blog Open Road en CNET dijo lo siguiente: “Sí, Linux y Windows se empiezan a ver cada vez más parecidos uno con el otro“, y añadió: “Sospecho que el éxito de los proyectos de código abierto, en general, tienden a incrementarse y se ven cada vez más como los de Micorosft en la medida que crecen. Simultáneamente, Microsoft está aprendiendo poco a poco del código abierto y pienso que capitulará también“.

Los comentarios de Torvalds se dieron después de que Jim Zemlin, director de la Fundación Linux, dijo que el hinchamiento de Linux es de 2.7 millones de líneas de código añadidas al kérnel el año pasado, con 10,923 líneas añadidas diariamente pero solamente 5,647 líneas eliminadas por día.

A pesar de esto, es claro que Linux está tomando más fuerza en los dispositivos móviles, por ejemplo, por lo cual no encuentro demasiados inconvenientes de que el kérnel no sea lo que Linus Torvalds esperaba. Aún así, habría que tener en cuenta sus palabras para lidiar con este problema en todo caso.

Fuente: ZDNet

Desde la Red…
Comentarios