Lamentablemente el gigante de la fotografía, Kodak, podría llegar a declararse en banca rota en las próximas semanas tras presentar una pérdida de 222 millones de dólares en el último trimestre del 2011.

Desde hace unos meses, se veía que Kodak tenía varios problemas económicos, debido a las constantes caídas de las acciones junto a la desmesurada venta de patentes al mejor postor para tratar de cubrir deudas económicas y tratar de salir a flote.

Pero al parecer la empresa con ya 131 años en el mercado tiene los días contados, esto se debe al ultimátum impuesto por la Bolsa de Nueva York que advirtió a Kodak que sus acciones podrían dejar de cotizar si no consigue en los próximos seis meses que sus títulos cierren por encima del dólar, como requiere ese mercado.

Kodak recibió esta advertencia después de que sus acciones cerraran durante 30 días consecutivos por debajo de un dólar. El miércoles, los títulos de la compañía cayeron un 29,53%, con lo que, en los últimos doce meses, se devaluaron un 91,53% en el centro financiero neoyorquino.

Teniendo este plazo en mente y tratando de utilizar su último recurso, Kodak ha estado ofreciendo su última cartera de patentes la cual consiste sobre la digitalización de imágenes. Todo esto con el fin de obtener un poco de tiempo para encontrar una solución concreta

En dado caso que Kodak no logrará conseguir la venta se vería obligado a declararse en banca rota a principios de febrero, suspendiendo el pago a 19 mil trabajadores. Esperemos que logren encontrar una solución a su gran problema.

Enlaces Patrocinados
Comentarios