Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Un juez ha dictaminado que un hombre, conocido como el “asesino de drones”, tenía el derecho de derribar el dron de su vecino que, según él, estaba flotando por encima de su propiedad. De esta forma, gracias a esta decisión, se removieron los cargos en contra de William Merideth, quien disparó a dicho dispositivo el pasado lunes en la ciudad de Kentucky.

Este caso hace que cada vez sea más difícil la decisión sobre el territorio permitido para el uso de drones cerca de una propiedad privada. A pesar de que la Autoridad de Aviación Federal en Estados Unidos es clara en cuestiones de drones con licencia para negocios, incidentes como el de Merideth hacen que cada caso se tenga evaluar de forma diferente cada vez.

El dueño del dron, David Boggs, afirma que éste estaba volando mucho más alto de lo que su vecino afirma, incluso resultó estar sorprendido por la decisión del juez a pesar de haber puesto como prueba un video en donde se puede observar la altura y otros datos acerca del vuelo de su dron.

Al final, este problema tuvo un resultado totalmente contrario al de otro que se reportó recientemente en California, en donde la corte falló a favor del dueño del dron, el cual tenía forma de un hexacóptero y que un vecino derribó durante un vuelo recreacional después del Día de Acción de Gracias durante el otoño del año pasado.

Afortunadamente, el Departamento de Transporte de Estados Unidos, ya se encuentra creando lo más rápido posible, un plan para registrar drones recreacionales con todo y recomendaciones, el cual estará disponible a partir del próximo 20 de noviembre, además de que reglas específicas para el uso de éstos también están siendo creadas y se espera que se hagan oficiales a mediados de diciembre.

Referencia: WDRB

Desde la Red…
Comentarios