El siempre controversial John McAfee fue nombrado, en mayo pasado, director general de MGT Capital Investments, una pequeña startup que invierte en deportes de fantasía y juegos para móviles, tras la adquisición de su firma de software antiespía, D-Vasive.

Una de sus primeras medidas fue cambiar el nombre de la empresa a John McAfee Global Technologies para tener una mejor visibilidad, pero parece que Intel no está feliz con esta idea y ahora la situación parece dirigirse a los tribunales.

¿Pero por qué McAfee no puede usar su propio nombre? De acuerdo con documentos presentados en la corte federal de Manhattan, Intel amenazó con emprender acciones legales por el cambio en junio, ya que supuestamente infringe la marca registrada “McAfee” que el fabricante de chips posee.

Intel adquirió la compañía de antivirus McAfee, junto con los registros comerciales de la marca, por 7.68 mil millones de dólares en 2010. Una carta de uno de los asesores de Intel dice lo siguiente:

“Como seguramente saben, Intel (bajo su división de Intel Security) utiliza la marca comercial de McAfee en relación con su cartera de antivirus y otras soluciones de seguridad y servicios. Además, McAfee Inc. posee numerosos registros de McAfee y McAfee en todo el mundo. A través de un uso prolongado, McAfee es una marca fuerte y extremadamente bien conocida en la industria”.

Pero al mismo tiempo Intel está intentando vender su negocio de seguridad, en el que la marca McAfee es uno de los activos más valiosos. Con la intención de mantener su valor, en cuanto se enteraron de que John McAfee iba a utilizar su apellido en una nueva empresa no tardaron en notificarle que eso supondría una violación de los derechos que tienen sobre la marca.

Y esto ha sido lo que ha motivado a John McAfee para contraatacar demandando a Intel en la corte federal de Manhattan. Su intención es la de obtener el derecho para ponerle su apellido-marca a su empresa. Evidentemente, esto le haría mucho daño a Intel, ya que poco le pagaría un posible comprador por los derechos de una marca que ya está siendo utilizada por alguien más.

Referencias: Gizmodo, The Register

Enlaces Patrocinados
Comentarios