Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Para los que no les suene el nombre de John Carmack, se trata del llamado “padre de los shooters en primera persona” al ser el principal responsable de la salida de Doom y Wolfenstein 3D entre otros. Al parecer el legado continúa con su hijo de nueve años quien programó su primer videojuego.

Ryan Carmack, como era de esperarse, heredó el gran interés por los videojuegos que sus padres han sabido fomentar. Dicho gusto se desarrolló a tal grado que ha conseguido lanzar su primer juego, claro con un poquito de ayuda de su familia.

Según cuenta Ryan, el motivo principal para realizar su software fue simplemente porque disfruta tanto los videojuegos que él quería hacer el suyo. En cuanto al título, es una versión de Pong llamada Angry Face, donde la pelotilla es una carita que mientras más golpes reciba se irá poniendo enojada.

Para la realización de su juego, el pequeño Carmack empleó Unity en C# y a la vez que iba aprendiendo, su padre le iba explicando los puntos en donde tenía problemas. Pero su papá no fue el único en ayudarle, su madre Anna Kang y hermano menor también participaron en el proyecto: su mamá le ayudó a diseñar las caras que llevaría la pelotilla mientras que su hermano apoyó con los sonidos especiales.

“Éste es el primer juego que he creado y quiero hacer más en el futuro”, dijo Ryan Carmack. “Espero tener una buena respuesta y que todo el mundo le guste.”

Es bueno ver que el futuro de los videojuegos puede estar un poco más seguro al ver a la siguiente generación empezar desde tan temprana edad a desarrollar nuevas cosas.

Para los que quieran jugar un rato, Angry Face se puede encontrar en cualquier PC gracias al Unity 3D player.

Referencia: Ryan Carmack Blog

Desde la Red…
Comentarios