Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Google se va de China por guerra comercial

La empresa mudará la producción de sus equipos de hardware a otro país para evitar el aumento de precios por la guerra comercial.

Parece que no hay vuelta atrás, y es que a pesar de que durante algún tiempo se pensó que quizá las cosas entre Estados Unidos y China mejorarían, parece que Donald Trump está dispuesto a seguir con la guerra comercial con China, esto a pesar de que algunas empresas de Estados Unidos tengan que sufrir un poco. 

Y es que según menciona The Verge, Google abandonará China, es decir, moverá la producción de sus productos de hardware, empezando por los Pixel 3a, todo con la finalidad de evitar los aranceles y así no tener que aumentar el precio de sus productos fabricados en China que vayan a Estados Unidos. 

Según la fuente, Google movería sus teléfonos Pixel de China a Vietnam, aunque no está claro si será para toda la producción internacional, o bien, si solo aplicará para los teléfonos que se vendan en los Estados Unidos, pues a pesar de que los Pixel están disponibles en pocos mercados, también se venden en varios países de Europa y en la India. 

Aunque Google tampoco ha mencionado qué empresa fabricará los Pixel en Vietnam, reportes indican que se trata de FIH Mobile, una subsidiaria de Foxconn que hace poco tiempo compró una fábrica de producción de la vieja Nokia en este país.

Apple podría fabricar sus iPhone en México

Asimismo, se espera que los Pixel se fabriquen completamente en Vietnam para finales de año, aunque de momento China seguirá fabricando varios dispositivos de Google como productos Nest y probablemente también el Pixel 4 y Pixel 4 XL

Apple sería la siguiente

También se menciona que Apple estaría evaluando mover de un 15 a un 30% la producción del iPhone de China a Vietnam, que es justamente uno de los países idóneos para que los fabricantes norteamericanos muevan las producciones de hardware y no tengan que subir los precios de sus productos en los Estados Unidos. 

Aunque esto podría afectar a China, recordemos que esto solo aplicaría para los productos que van directamente a los Estados Unidos y que son fabricados en China, sin embargo, tampoco significa que en algunos años los grandes fabricantes norteamericanos se muden completamente a otro país para evitar problemas con su gobierno.