Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En los últimos años, Google ha estado en la mira de la Unión Europea por supuestas prácticas monopólicas en el viejo continente y, a pesar de que ya se habían impuesto algunas sanciones, hoy se ha notificado a la empresa que debe pagar una multa multimillonaria que ha pasado a convertirse en la más grande de la historia en Europa después de los más de 497 millones de euros que se le obligó a pagar a Microsoft hace algunos años por prácticas monopólicas en el mercado de las PC.

Hoy, la corte en Bruselas ha decidido multar a Google por más de 2,400 millones de euros, unos 2,700 millones de dólares aproximadamente, y a pesar de que esta cifra puede bajar en las próximas semanas dependiendo lo que decida la corte después de que Google apele esta decisión, esta cantidad representa aproximadamente el 1% de la facturación de Alphabet el año pasado.

Kaspersky afirma que Microsoft da una ventaja injusta a Windows Defender

Según la Unión Europea (UE), Google ha abusado de su buscador durante los últimos años para sacar ventaja de Google Shopping, un motor de comparación de precios que aparece en la parte superior de la pantalla al buscar algún tipo de artículo por Internet, situación que ha privado a los consumidores europeos de escoger opciones que vayan mucho más allá de las anunciadas por Google debido a que sus competidores siempre aparecen por debajo de las opciones de Google Shopping en las búsquedas de artículos por Internet.

Google

Éstos son algunos ejemplos de Google Shopping

 

La empresa norteamericana ahora tiene 90 días para modificar la información que muestra en Google Shopping si no quiere que se le impongan nuevas sanciones por esta práctica, sin embargo Kent Walker, vicepresidente senior de Google, ha anunciado que apelarán la decisión a la multa impuesta por la Unión Europea.

El problema para Google es que si al final la Unión Europea logra multar al gigante de Internet por prácticas monopólicas, puede imponerse un precedente en otros mercados donde varios órganos reguladores constantemente buscan hacer frente al monopolio de empresas como Apple, Google, Microsoft, etc

Y si esto fuera suficiente, la Unión Europea aún tiene varios temas pendientes a tratar con Google, pues se les sigue investigando por abuso de posición dominante con Android y Chrome, los cuales la Unión Europea asegura que Google usa de forma abusiva para sacar provecho de su competencia, pues en el caso de Android, el hecho de obligar a los fabricantes a instalar las aplicaciones de la compañía para obtener una certificación, o el no permitir que se instale otro tipo de tiendas como la Amazon App Store es un ejemplo de abusar de su sistema operativo para sacar provecho de su competencia.

A Google le urge arreglar el problema de la fragmentación en Android

Durante muchos años las empresas norteamericanas han sido objeto de investigación por parte de la Unión Europea, y de hecho el expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, acusó a la corte de Bruselas de investigar únicamente a las empresas de su país, mencionando que parecía una cacería de brujas que iba detrás de las empresas tecnológicas de los Estados Unidos, aunque a decir verdad la mayoría de estas grandes multinacionales son empresas de origen norteamericano.

Google, por su parte ha mencionado que Android no es un monopolio, y Kent Walker ha declarado lo siguiente respecto a la sanción impuesta por la Unión Europea:

“Cuando compras online quieres encontrar los productos que estás buscando de manera fácil y rápida y los anunciantes promocionarlos. Por esta razón Google muestra shopping Ads con el objetivo de conectar a usuario con miles de anunciantes, pequeños y grandes, de una manera que sea útil para ambos.

Creemos que la decisión de compra en línea de la Comisión Europea subestima el valor de ese tipo de conexiones rápidas y fáciles. Mientras que algunos sitios de comparación de compras, naturalmente nuestros datos muestran que la gente por lo general prefieren enlaces que los llevan directamente a los productos que desean, no a sitios web en los que tienen que repetir sus búsquedas, y gracias a esto miles de comerciantes europeos utilizan estos anuncios para competir con las grandes empresas como Amazon y eBay”

Estaremos pendientes de la decisión que tome la corte de Bruselas respecto a la apelación de Google sobre la multa impuesta y ver si esto podría afectar los resultados de Google Shopping en otras partes del mundo.

Referencia: Google, Unión Europea

Desde la Red…
Comentarios