Seguramente cuando leemos que una empresa quiere implantar microchips en sus trabajadores, lo primero que pensamos es en una teoría de conspiración y control, una violación a la privacidad y varias ideas más sobre el abuso de la compañía con sus empleados, pero en este caso las cosas son todo lo contrario.

Y es que la firma de tecnología, Three Square Market, de Wisconsin en los Estados Unidos insertará un microchip entre el dedo pulgar e índice en 50 de sus 80 empleados a petición de ellos, ya que este chip utilizará tecnología RFID que servirá para entrar a las oficinas del edificio o  pagar por comida en la cafetería de la empresa.

Ésta será la primera vez que una firma de tecnología implementa este tipo de tecnología en su personal, pero una compañía sueca llamada Epicenter ya había hecho lo propio en su país, por lo que pronto podrían sumarse más empresas a este tipo de prácticas.

Así será colocado el microchip

Melissa Timmins, directora de ventas de la compañía cree que esta tecnología es la próxima “big thing” (gran cosa) por lo que le emociona que sea Three Square Market quien esté a la vanguardia en soluciones de este tipo.

IBM desarrolla chips de diagnóstico médico

Sin embargo, las dudas sobre seguridad y privacidad ya han invadido a varios periodistas y usuarios de los Estados Unidos, y es que al menos en el tema de la privacidad la empresa puede tener total control sobre la ubicación de su personal y el tiempo que tardan en desempeñar sus tareas y descansos, incluso sin que el mismo usuario lo sepa.

El Dr. Alessandro Acquisti, profesor de tecnología de la información y políticas públicas en el Colegio Heinz, mencionó que comúnmente los dispositivos que se crean con un propósito terminan cumpliendo con otro, y el caso de este microchip no es la excepción.

Todd Westby, director ejecutivo de Three Square Market, contestó a estas inquietudes que las capacidades del chip eran limitadas, que no era un GPS para espiar a sus empleados y que en todo caso el teléfono celular de cada uno de ellos podía enviar 100 veces más informes de datos que un chip con tecnología RFID.

Por otra parte, Three Square Market ha enfatizado en que el microchip también será bastante seguro para sus portadores ya que estará encriptado. Pero en tema de salud, existen algunos riesgos como la migración del chip a otra parte del cuerpo, o bien, la zona de implante también podría infectarse poniendo en riesgo el bienestar de las personas.

Microchip para explorar el corazón y los vasos sanguíneos

Y es que a pesar de que la FDA (Food and Drug Administration) aprobó el uso de implantes con microchips con tecnología RFID para usos médicos y en pacientes excepcionales, aún no se ha explorado lo suficiente como para saber que tipo de problemas podrían aquejar a las personas que usen estos dispositivos dentro de su cuerpo.

Por el momento, Three Square Market seguirá con sus planes y puede que en los próximos meses más empresas del resto del mundo comiencen a ofrecer alternativas de este tipo a los usuarios que cada vez nos volvemos más dependientes de la tecnología con tal de ganar más comodidad en nuestro día día.

¿Dejarías que tu empresa te implante un microchip?

Referencia: The New York Times

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios