Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

programar

Al inicio del 2012, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, escribió en twitter: “Mi propósito para Año Nuevo es aprender código en una academia”. Y a lo largo de todo el año, “aprender código” parece haber sido uno de los temas de moda en los medios. El Ministro de Educación del Reino Unido, Michael Gove, anunció un plan para reemplazar del currículum escolar las clases de nuevas tecnologías por un programa de ciencias de la computación.

Y lo que pasa es que desde hace años, para acercar a la gente a la computación, les hemos estado dando cursos de programas populares, tales como hojas de cálculo o procesadores de palabras, pero queda claro que el cómputo es mucho más que eso. Como una introducción al mundo de la computación parece haber dado resultados, pero quizás ahora se requiera un paso mayor.

Dicho en otras palabras, no solamente usemos la capacidad de cómputo que tenemos, sino que seamos capaces ahora dse sacarle más provecho. Una analogía puede ser útil aquí. Muchos de nosotros manejamos un automóvil pero… ¿cuántos sabemos cómo es que funciona siquiera un motor de combustión interna? Usar el auto no tiene mucho problema, pero cuando se descompone en medio de la calle, tal vez un pequeño truco técnico podría salvarnos y hacer que funcionara de nuevo. Esto es lo que hay que hacer en el aprendizaje en cómputo: enseñar a programar.

Las computadoras se manejan con un código, que no son más que ceros y unos, pero estos son complicados de manejar por los seres humanos. Por ello, se han inventado capas que abstraen esos ceros y unos en instrucciones precisas que hacen algo muy particular dentro del sistema. La combinación de esas instrucciones forman los programas que usamos y que finalmente sacan provecho a la gigantesca capacidad de cómputo que hoy disponemos.

Por ello hay que aprender un lenguaje de computadora. Hay muchos, y de acuerdo a lo que queramos aprender, podemos iniciar con uno de los más sencillos, como BASIC, o bien, pasarse a lenguajes más sofisticados, que dan más prestaciones y poder a los programadores. Hay pues, que diseñar un nuev o currículum en donde quien ya pasó por esta etapa de acercamiento a la computadora, no se sienta ajeno al mundo de la programación. Por ello es importante analizar qué tipo de lenguajes enseñar y cuáles dejar para el futuro.

El punto en el fondo es que entendamos que nuestras ideas pueden acomodarse en los circuitos de la computadora para hacer algo útil o divertido. Tenemos que aprender a expresar nuestros pensamientos en el lenguaje de las máquinas. Esas son las habilidades que se necesitan hoy en día para innovar e inventar las nuevas tecnologías.

Hay quienes creen que esto solamente se estudia en una carrera ingenieril, pero quien haya programado se dará cuenta de inmediato que se necesitan formas de resolver problemas y de alguna manera hay que imprimir arte en nuestras ideas para verlas reflejadas en los programas que podamos producir.

Es en gran medida como hacer una escultura. Los datos, el código, como si fuera un pedazo de barro se manipula, se explora, se siente entre tus dedos, y de convierte en algo con significado. Es una disciplina artística: comienzas haciendo bocetos y después trabajas sobre ellos hasta que emerge una estructura final.

Esto suena hasta poético y hay que ser realistas: hay mucho también de ingeniería de software y del cómo se analizan los sistemas de cómputo, pero en esencia, muchas veces podemos programar una aplicación que nos interese en particular y aunque no sea muy eficiente, nos dé la posibilidad de resolver un problema que de otra manera quedaría por resolverse.

No es pues solamente hacer las cosas más rápidamente, sino el permitirse pensar diferente, en pensar en nuevas ideas. El mundo moderno necesita gente que piense en formas novedosas de hacer lo que siempre se ha hecho. Así ha nacido toda la tecnología que vemos y que usamos frecuentemente ya casi naturalmente. Y como dice Bloomberg “La educación debería girar en torno a cómo pensar en este nuevo mundo”.

Cuando Michael Bloomberg dijo que su propósito de Año Nuevo era aprender código, no se refería a cambiar de pronto su carrera profesional y dedicarse a crear sitios webs. Estaba diciendo algo mucho más profundo. Decía: “Mi propósito es aprender a pensar de una manera moderna”. Me parece una reflexión importante para encauzarnos en ella en este nuevo año.

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios