Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

kaspersky00

La industria de los virus de computadora parece ir a la baja desde hace años. Vamos, que las notas sobre el fenómeno de los virus son cada vez más escasas. Hay muchas razones para ello: por una parte, mucha gente tiene un antivirus e incluso Microsoft en alguna versión de Windows incorporó un sistema para protegerse de estos programas dañinos; por otra parte, no hay más ciencia en la manera en como los virus informáticos se pueden propagar. Como estos mecanismos ya se conocen, los que creen virus tendrían que buscar nuevas formas de infectar las máquinas y esto cada vez parece ser más difícil; por último, la gente está más educada en este fenómeno.

Las empresas que se dedican a los antivirus buscan, evidentemente, que la gente compre sus productos. Sin duda que a pesar de que ya no hay tantas máquinas con virus, nunca se puede bajar la guardia y además, en sistemas públicos, cafés internet u oficinas gubernamentales donde hay computadoras, la posibilidad de que contengan virus esas máquinas es alto. Pero me queda claro que los programas antivirus ya van de alguna manera de salida. Por ello, algunas empresas han decidido algunas políticas que éticamente dejan mucho que desear.

Por ejemplo, Reuters reporta que un par de ex-empleados de Kaspersky Labs, una empresa con base en Moscú, parecen haber programado malware para que la competencia de su programa marque como peligrosos o con virus, archivos importantes del sistema, de manera que los ponga en cuarentena o en el peor de los casos, los elimine. Básicamente el malware pondría bits infecciosos, por llamarles de alguna manera, en archivos de la PC, por ejemplo, los archivos “.ini”, los cuales serían marcados al menos como archivos sospechosos por otros programas antivirus. En alguna medida estos ex-empleados de Kaspersky Labs decidieron “crear algunos problemas” para otras compañías. No solamente dañando el prestigio de otros programas antivirus, sino también dañando eventualmente el uso de las computadoras que marcarían dichos archivos como infectados.

Kaspersky Labs ha negado firmemente estas acusaciones indicando: “Nuestra compañía jamás ha conducido una campaña secreta para engañar a los competidores haciendo que marquen archivos sin virus como infectados, dañando su imagen en el mercado”. Y agregan: “tales acciones son sin ética, deshonestas y su legalidad es al menos cuestionable”. Sin embargo, hay elementos para pensar que Kaspersky Labs pudo haber actuado así en vista de sus acciones del pasado. En el 2010 Kaspersky marcó como maliciosos 10 archivos inocuos al saber que una compañía rival había tomado su base de datos de virus sin permiso.

Así pues, esa historia de que los fabricantes de virus eran los promotores y los creadores de algunos virus informáticos bien podría dejar de ser una leyenda para transformarse en una realidad inmoral para algunas empresas que se dedican a la protección de archivos, como lo es Kaspersky Labs.

Referencias:

Engadget 
Huffington Post 

Desde la Red…