Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El papel moneda ha sido en todos los tiempos y épocas, susceptible de ser falsificado. Por ello, los gobiernos de todos los países buscan maneras de hacer que su papel moneda sea imposible de imitar. Un camino que parecen haber hallado es de la electrónica. Ahora es posible insertar circuitos electrónicos directamente en los billetes.

Y aunque muchos billetes contienen hasta 50 características para evitar la falsificación, el añadir circuitos electrónicos programados para confirmar la autenticidad de un billete, es tal vez la medida última en esta guerra interminable entre gobiernos y estafadores. Incluso, con esta tecnología sería mucho más simple trazar el camino de los billetes.

Los circuitos basados en silicio son claramente demasiado gruesos para incorporarlos en los frágiles y delgados billetes, pero colocando moléculas semiconductoras orgánicas, podría ser una alternativa víable. Un grupo de investigadores alemanes y japonenses han creado arreglos de capas delgadas de transistores (TFT – thin film transistors), depositando cuidadosamente oro, óxido de aluminio y moléculas orgánicas directamente en los billetes a través de un patrón específico, construyendo las TFTs capa por capa.

Todo es se hace “sin químicos agresivos o altas temperaturas, en donde ambos procedimientos podrían dañar la superficie de los billetes“, dijo un miembro del equipo, Ute Zschieschang, del Instituto Max Planck para la investigación del Estado Sólido, en Stuttgart, Alemania. El resultado es un billete sin ningún daño, que contiene cerca de 100 TFT orgánicas, cada uno de las cuales mide menos de 250 nanómetros de grosor y puede ser operado con voltajes de tan sólo 3 Volts. Con voltajes tan bajos se podría transmitir inalámbricamente a un lector externo, tales como los que ya existen para comunicarse con dispositivos que usan identificación por radio frecuencia RFID.

La técnica del equipo ha sido probada en dólares americanos, francos suizos, yenes japoneses y euros. Sin embargo, los investigadores tienen aún que trabajar sobre cómo la electrónica orgánica puede ser incluida como una medida contra las falsificaciones haciendo que los circuitos desempeñen operaciones aritméticas simples.

Fuente: New Scientist

Desde la Red…
Comentarios