Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Una de las características que damos por un hecho es que gracias a las redes inalámbricas ahora los teléfonos pueden actualizar su software directamente. Apple, por ejemplo, saca nuevas versiones de su sistema operativo en el iPhone y los usuarios pueden bajarlas e instalarlas si lo desean. El mecanismo es muy popular y muy eficiente y por ello probablemente ya es casi un estándar. Se hace en teléfonos celulares e incluso en los sistemas operativos de las computadoras. Microsoft, por ejemplo, avisa a cada usuario que tenga una máquina Windows, de nuevas actualizaciones, parches, etc.

Pues bien, aparentemente el primer teléfono con Android, el G1, podría ser incapaz de hacerse de nuevas actualizaciones debido a que su memoria interna flash está prácticamente llena. Un desarrollador de Google que trabajó en Android dijo recientemente que no está seguro si el Gi es capaz de manejar nuevas actualizaciones: “Aunque yo espero que sea posible continuar actualizando el G1, no puedo prometer nada“, dijo Jean-Baptiste Queru, un ingeniero de software en Google y añadió a través de Twitter: “Sabemos que el espacio interno de la memoria flash en el G1 está muy apretado y mantenemos la partición del sistema apretada a propósito“.

Los usuarios del G1 tuvieron una actualización llamada Cupcake del sistema operativo Android a principios de este año. Google reporta seguir trabajando en nuevas actualizaciones del software, incluyendo ahora una versión conocida como Donut. No hay sin embargo información publicada más allá de la actualización del primer cuarto en la página de Android.

T-Mobile rechaza que el G1 no sea capaz de aceptar actualizaciones futuras: “Planeamos continuar trabajando con Google para introducir futuras actualizaciones de software en el teléfono G1 de T-Mobile. Reportes que indican lo contrario son inexactos“, indicó la empresa de telefonía. No obstante esto, algunos observadores se preguntan si T-Mobile continuará ofreciendo ciertas actualizaciones, por ejemplo parches de seguridad y arreglo de errores, pero no más actualizaciones substanciales.

El tema da para más: ¿Qué hay de la compatibilidad de aplicaciones en el futuro. Si los desarrolladores construyen aplicaciones para la última versión del software pero el G1 no tiene esa versión, la aplicación podría no poderse ejecutar en los G1. Queru -a todo esto- declinó decir nada más al respecto y Google no ha respondido a la petición de información.

Fuente: Yahoo!

Desde la Red…
Comentarios