Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Recientemente, Javier Matuk mostró una impresora 3D en su visita al Google I/O 2012. Está claro que en el futuro próximo tener una impresora que permita crear objetos tridimensionales será algó relativamente común. Ya antes en unocero.com hemos hablado de MakerBot, una impresora 3D casera, que se vende por partes y quien la compra tiene que armarla y echarla a andar. La realidad es que esta impresora es para verdaderos aficionados deseosos de ensuciarse las manos y padecer los problemas técnicos que siempre se suscitan: que la cabeza de la impresora no calienta suficientemente el plástico, que los motores no están alineados, etc. Pues bien, esto parece acabarse con Cubify, la empresa que hace una impresora 3D completa para el público en general.

La Cube 3D printer es una impresora para objetos tridimensionales diseñada para el público casero. Su costo es de 1,299 dólares (además de comprar los cartuchos de plástico, que no son otra cosa que tiras de plástico de colores en forma de rollo). Funciona vía WiFi, lo cual parece ser que simplifica mucho las cosas. Puede imprimir piezas de 14 x 14 x 14 centímetros y las tiras plásticas vienen en los siguientes colores: negro, blanco, amarillo, azul, verde, rojo, beige, magenta, verde neón, naranja neón. La cinta del cartucho puede imprimir de 13 a 14 modelos de tamaño medio. Tiene además un software para hacer modelos 3D que seguramente (no lo hallé en las especificaciones, pero es típico), puede generar salida estándar para otros programas de modelaje tridimensional como Maya o 3D Studio.

La resolución de lo que se puede crear con esta impresora es como 0.25 mm de grosor. Suena muy fino, pero desde luego, las impresoras 3D comerciales pueden ser mucho más precisas. De nuevo, como en el caso de MakerBot u otras impresoras 3D similares, son ‘juguetes’ que tienen su utilidad, pero difícilmente sirven por ejemplo, para crear prototipos a nivel industrial. El software corre en Windows 7 o XP (con SP3). Como bono, al comprar su impresora se le mandan 25 creaciones hechas con la Cube 3D printer, diseñadas por Freedom of Creation’s Designer.

Sin duda es un simpático dispositivo que puede enseñar muchas cosas sobre el tema de la impresión tridimensional. A diferencia de la MakerBot, que es muy parecida en tecnología, Cubify ha puesto todo en un empaque industrial y se ve mucho más profesional que la máquina que se arma, que se ve —evidentemente— mucho más rudimentaria. Claramente la idea de MakerBot es bajar lo más que se pueda el costo. De hecho, la Cubify cuesta unos 500 dólares más, aproximadamente, pero le quita al usuario la problemática inherente al armar una máquina de este calibre.

Referencias: Cubify

Desde la Red…
Comentarios