Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Todos sabemos que Linux es un sistema operativo en el mejor estilo Unix, gratuito, con un montón de diferentes distribuciones que pueden ser encontradas, en general, en Internet.  Pues una versión más ha aparecido, esta vez creada por Cuba, con la intención de dar una batalla frontal a lo que se ha visto como la hegemonía norteamericana.

La variante cubana, llamada Nova, se anunció en la conferencia “soberanía computacional“, y es un punto central del gobierno cubano en su deseo de reemplazar el sistema operativo Windows, de Microsoft, de la mayoría de las computadoras que se usan en la isla. El gobierno ve el uso de los sistemas de Microsoft como una amenaza porque según advierten, las agencias de seguridad tienen acceso a los códigos del gigante de Redmond. Además, debido al larguísimo embargo comercial que Cuba padece, por parte de los Estados Unidos, es difícil para los cubanos hacerse del software de Microsoft legal, así como actualizarlo.

Ramiro, Valdés, quien encabeza la comisión para la migración del software al esquema libre dijo: “Tener el control sobre llos procesos informáticos es un tema importante“. Cuba, que está a 90 millas de Florida ha resistido  la dominación norteamericana de una forma u otra desde que Castro tomó el poder en la revolución de 1959. Ahora el hermano menor de Fidel Castro, Raúl, ha reemplazado en el poder al líder de 82 años que lleva ya muchos meses convaleciente. Con la medida de adoptar software libre, Cuba continúa su conflicto con los Estados Unidos, pero ahora en el mundo del software.

De acuerdo a Héctor Rodríguez, rector de la escuela de software libre en la Universidad de las Ciencias de la Información, de Cuba, cerca del 20% de las computadoras en la isla tiene instalada alguna versión de Linux. Con Nova se espera que Cuba tenga su propia configuración de Linux con varias aplicaciones incluidas en el sistema operativo. El propio Rodríguez aclaró que hay resistencia a cambiar de sistema operativo, debido a la compatibilidad en las aplicaciones especializadas, pero piensa que en unos cinco años Cuba habrá migrado a Linux en un 50%. Y agregó: “al contrario de Microsoft, Linux es gratuito y abierto. Cualquiera puede tener el código fuente y modificarlo. En cambio el software privado puede tener agujeros negros y código malicioso del cual no conocemos. Esto no pasa con el software libre“, dijo e insistió en que el software libre es la mejor apuesta al enfoque de Cuba en este rubro: “el movimiento de software libre está más cerca de la ideoogía de la gente de Cuba, sobre todo de la independencia y soberanía“.

Fuente: Reuters

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios