Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

watchzero00

Los relojes inteligentes es la última moda, el gadget más reciente. Hace ya un par de años que se empieza a hablar de estos relojes y hemos visto algunos, los cuales se ven aún demasiado estorbosos incluso para la miniaturización electrónica actual. Luego llegaría Apple con su versión que parece ha sido un gran éxito. Probablemente muchos no estén sin embargo dispuestos a gastarse unos 300 dólares en este tipo de dispositivos así que la opción interesante es armarse su propio reloj inteligente usando un Arduino Zero.

El Zerowatch, como le llama su autor Ramon Schepers, tienen una pantalla OLED de color, un procesador de 32 bits ARM y Bluetooth opcional. Para el diseño de este reloj, el autor tuvo que sopesar lo que se puede encontrar en el mercado. Halló por ejemplo que el Arduino Due requería de muchos componentes externos y además, era un chip muy grande. Eso lo llevó a considerar el Arduino Zero, el cual parece ser perfecto para este trabajo aunque sólo tenga 32 KB de RAM (aún así esto es 16 veces lo que tiene la RAM del Arduino Uno).

Las especificaciones del hardware son estas:

  • 48mhz arm cortex m0+ (arduino zero (native usb) compatible)
  • 32 kilobytes RAM (de las cuales, máximo 20 kilobytes son reservadas para las apps*)
  • 256 kilobytes FLASH
  • 3 axis accelerometer
  • 4 botones táctiles
  • Pantalla de 1.5 pulgadas de color OLED
  • microsd slot

* = se puede configurar por software

Actualmente el trabajo realizado es el siguiente:

– definición de una plataforma de desarrollo con el Arduino Zero
– código inicial escrito
– diseño del pcb (por Atomsoft)
– impresión 3D para el Zerowatch

El siguiente video muestra cómo trabaja el prototipo:

Una idea interesante para quienes tienen ciertas habilidades y conocimientos en electrónica (y están dispuestos a esperar que las piezas que no se consiguen en nuestro país les lleguen por correo). Todo el desarrollo puede verse en las referencias.

Referencias:

HackADay

Desde la Red…
Comentarios