Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Aparentemente la empresa líder en búsquedas en Internet está en muchísimos frentes. Sin embargo, el saber que ahora es parte de una consola de juego parece sorprender a muchos, pero en particular al propio Google, pues seguramente jamás se imaginaron que esto podría pasar.

El asunto es que la nueva consola Zeebo, un sistema de videojuegos de unos 200 dólares, en EEUU, está basada en una versión hackeada del teléfono Google G1 de T-Mobile, que viene con el sistema operativo móvil Android. La consola efectivamente contiene un conjunto de  chips del HTC Dream/Android, el primer teléfono con el sistema operativo de Google. además contiene algunos chips extras para lidiar con la parte de la pantalla y los controles de los juegos, entre otras cosas.

La consola Zeebo se ha pensado para el mercado de entretenimiento y educacional para la clase media en las economías emergentes como en el caso de Brasil e India. Si esta consola tiene el éxito esperado, HTC podría convertirse incluso en una fuerza de juegos global. De acuerdo a Mike Yuen, de Qualcomm, ” tenemos esta producción masiva de chips para este mercado y nuestra siguiente generación de los mismos es aún más rápida. El conjunto de chips SnapDragon (de Qualcomm) estará en las próximas netbooks“.

Así, no parece demasiado improbable que de pronto tengamos a Android más cerca y familiar de lo que nunca hubiésemos supuesto.

Fuente: Slashdot

Desde la Red…
Comentarios