Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El agua es probablemente el recurso natural más importante del planeta, pero también uno de los más descuidados y de los que más se desperdicia. Lo cierto es que el tema de su escasez ya nos está alcanzando, y de acuerdo con la NASA, podría darnos problemas reales a nuestra vida cotidiana en el corto plazo.

Lo que hay que saber sobre el choque de asteroides con la Tierra

De acuerdo con un video liberado por el célebre Centro Goddard de la Agencia Espacial de EU, los ciclos de disponibilidad del agua en todo el planeta se han alterado a un punto en el que pone en grave riesgo el abasto del líquido. De acuerdo con los datos recabados entre 2002 y 2017, las áreas húmedas se han vuelto más húmedas, y las secas más secas, lo que produce un gran cambio hidrológico a nivel global.

El nuevo estudio -que fue realizado por satélite y se encargó de monitorear la distribución del agua dulce de la Tierra- sugiere que este patrón se debe a una variedad de factores, incluidas las prácticas humanas de gestión del agua, el cambio climático causado por los seres humanos y los ciclos climáticos naturales. El equipo de investigación liderado por la NASA utilizó 14 años de observaciones de la misión Gravity Recovery and Climate Experiment (GRACE) para rastrear las tendencias mundiales en agua dulce en 34 regiones de todo el mundo y fue publicado por la revista Nature.

“Estamos asistiendo a un cambio hidrológico mayúsculo”, dijo a The Guardian el experto Jay Famiglietti, autor principal del estudio. La escasez de agua se presenta como un desafío ambiental clave del siglo XXI, advirtieron los científicos, que hallaron franjas de reducción del agua dulce disponible entre los trópicos y las latitudes altas que no son atribuibles a las variaciones naturales.

La evaluación publicada por la NASA no sólo revela información sobre el agua en sí misma para el consumo directo humano, también cuenta con información importante sobre el riesgo a la seguridad alimentaria de los habitantes del planeta, ya que el agua es un factor capital en la agricultura y la cría de animales.

Entre los indicadores que confirman los hallazgos del Centro Goddard se encuentra evidencia en el norte y el este de la India, en Medio Oriente, en California —que ha sufrido grandes sequías, y poderosos incendios forestales— y en Australia se encuentran algunos de los puntos donde la falta de agua dulce ya causa problemas y tiende a empeorar.

Comentarios