Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

galaxia00

De acuerdo a un nuevo estudio, la galaxia más brillante conocida podría estar en proceso de separarse. Con la identificación WISE J224607.57-052635.0 (W2246-0526), se cree que esta galaxia es más brillante que trescientos cuatrillones de soles, sin embargo, la causa de su brillantez, el agujero negro súper-masivo en el centro de la galaxia, podría ser responsable de esta transformación tan drástica.

La galaxia, se estima, está a unos 12.4 mil millones de años luz de la Tierra y corresponde a una clase de galaxias conocidas como galaxias calientes, oscurecidas por el polvo (en sus siglas en inglés, Hot DOGs por aquello de Hot, Dust-Obscured Galaxies). Este tipo de objetos en el Universo son muy raros y en sus núcleos se considera que hay agujerosn negros súper-masivos. En el 2005 un estudio halló que la W2246-0526 tiene una salida altísima de energía, nunca antes descubierta en ninguna otra parte. Esto se logró gracias a la información del telescopio orbital WISE para así poder caracterizar la estructura cósmica. Sin embargo, ahora un nuevo estudio sugiere que la W2246-0526 está teniendo una rápida transformación.

Las nuevas observaciones de los objetos, llevadas a cabo por ALMA – Atacama Large Millimeter/submillimeter Array, han revelado que la galaxia está desalojando vastas cantidades de gas ionizado de carbón. La ruta de esto puede ser trazada hacia el agujero negro súper-masivo en el centro de dicha galaxia. La materia que se forma alrededor por la gravedad del agujero negro, forma lo que se conoce como un disco el cual, por mera fricción, hace que el material se súper-calienta, creando así una fuente intensa de luz. Esta luz no solamente escapa al espacio, sino que se absorbe alrededor del gas y polvo circulante y se re-emite como luz infrarroja.

De acuerdo con los astrónomos, este proceso está influenciando toda la galaxia, despidiendo gas sobre unos 100 mil años luz desde el horizonte del evento en todas direcciones, causando que la galaxia desprenda gigantescas cantidades de gas y polvo. Los astrónomos, sin embargo, no saben si los gases desprendidos regresarán a la misma galaxia. Un resultado potencial de esta actividad caótica podría ser que la galaxia se convirtiera en un quasar y continuara expeliendo gas interestelar mientras que el agujero súper-masivo y el disco circundante se encuentren presentes.

Un artículo al respecto se publicó en The Astrophysical Journal Letters. 

Referencias:

ESO 
Gizmag 

Desde la Red…
Comentarios