Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La exploración espacial no solamente nos ha hecho entender más sobre el universo en el que vivimos. Por ejemplo, ver a nuestro planeta Tierra desde la Luna, gracias a las fotos tomadas por las misiones Apolo, nos ha dado una interesante perspectiva del lugar donde habitamos como especie. Pero evidentemente estas perspectivas diferentes no son fáciles de lograr porque en general la exploración espacial es en términos de tiempo humanos, muy lenta y además, muchas veces lo que nos interesa es investigar lo que pasa en otros planetas, por ejemplo en Marte.

Lo simpático de todo esto es que un orbitador que está en el planeta rojo, el Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) ha mandado imágenes de la Tierra y la Luna desde su lejana posición, lo cual nos permite ver desde otra perspectiva cómo se ven los otros planetas desde Marte. La sonda MRO tomó estas fotos con su cámara de alta resolución llamada HiRISE – High Resolution Imaging Science Experiment.

Las fotos se tomaron a una distancia de unos 205 millones de kilómetros de la Tierra y fueron calibradas usando la reflectancia de la Luna, un asunto que se conoce muy bien. De esto podemos desprender entonces por qué la Tierra no se ve tan brillante y por qué la Luna se ve tan opaca. Lo que debe decirse es que esta es la mejor imagen de la Tierra y de la Luna, de cuatro conjunto de imágenes mandadas por el MRO el 20 de noviembre del año pasado (2016).

En la imagen, la Luna aparece mucho más cerca de la Tierra aunque su distancia es más o menos unas 30 veces el diámetro de nuestro planeta. Lo que ocurre es que las imágenes recolectadas mostraban casi siempre a la Luna detrás de la Luna, de ahí el efecto que se observa en la imagen compuesta. A pesar de este detalle de las distancias, las imágenes tienen la suficiente resolución para ver los continentes de la Tierra.

Estas no son las primeras imágenes de la Tierra y la Luna que se hayan tomado con la cámara HiRise. En octubre del 2007 se capturó la primera imagen a unos 142 millones de kms. Pero debido al ángulo de fase, de 98 grados, menos de la mitad de los discos de la Tierra y la Luna se ven iluminados.

El único momento en donde podría ser posible capturar imágenes de la Tierra y la Luna con toda su iluminación es cuando la Tierra y Marte están en lados opuestos al Sol, lo que resultaría en menos detalles debido a la gran cantidad de kilómetros de distancia entre la Tierra y la propia Luna.

Referencias: New AtlasNASA 

Desde la Red…
Comentarios