Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

eldo-kim

El 16 de diciembre pasado, una amenaza de bomba hizo que se evacuaran los edificios de la Universidad de Harvard, interrumpiendo los exámenes finales. Los norteamericanos toman muy en serio este tipo de avisos y buscan no dejar nada al azar. Después de varias horas, las actividades se reanudaron con normalidad. Hoy, un estudiante ha sido arrestado, acusado de inferir esa amenaza de bomba. Su intención era no hacer un examen final.

Eldo Kim, de 20 años, de Cambridge Massachussetts, fue citado a la Corte el miércoles pasado. Enfrenta hasta 5 años de prisión, 3 años de libertad condicional y una multa de 250,000 dólares si resulta culpable de comunicar una amenaza falsa que obligó a evacuar cuatro grandes edificios de la universidad. De acuerdo al FBI, Kim admitió lanzar esa amenaza por el deseo de no hacer un examen final. Sin embargo, no se aclaró que asignatura estaba evitando.

La parte acusadora dice que Kim mandó un mensaje de correo a las diferentes oficinas de Harvard, incluyendo la policía del campus y el periódico estudiantil, cerca de las 8:30 am del lunes 16 de diciembre. Dijo que actuó solo y que tomó direcciones electrónicas de la universidad al azar, de la página de la institución.

Bajo el encabezado que se leía: “bombas colocadas alrededor del campus”, el mensaje decía: “bombas shrapnel (?) colocadas en el centro de ciencias, en la sala sever, la sala emerson, la sala thayer, 2/4 (?). Adivinen correctamente Apúrense para irse de ahí pronto”, todo esto de acuerdo con la acusación.

Kim dijo que usó el término shrapnel porque “sonaba más peligroso” y que escribió “2/4. adivinen correctamente” para hacer más lenta la evacuación, de acuerdo a la acusación. Kim debía presentar un examen final en la sala Emerson, un edificio del campus de Harvard, a las 9 am, el 16 de diciembre de este año. El ahora acusado dice que estaba a las 9 am en la sala del examen cuando sonó la alarma y el edificio fue evacuado. De acuerdo con la parte acusadora: “de acuerdo a Kim, cuando escuchó la alarme supo que su plan había funcionado”.

Cada uno de los edificios fue evacuado y los investigadores no hallaron explosivos, pero todos los exámenes de la mañana se pospusieron ya que los cuatro edificios están relativamente cercanos unos con otros. De hecho, el centro histórico del campus fue cerrado. Kim hizo muchas cosas para esconder su identidad pero al final fue el WiFi el que lo atrapó, indica el FBI.

Kim mandó su mensaje usando una cuenta temporal, anónima, que se ruteó a través de una red mundial anónima, de acuerdo a la acusación, pero para llegar a su destino tuvo que pasar por la red inalámbrica de Harvard. Los técnicos de la Universidad fueron capaces de detectar que era Kim quien trataba de acceder a la máquina bautizada como Tor y eventualmente fue detenido.

Uno podría pensar que los norteamericanos están exagerando en el castigo al estudiante, pero es claro que viviendo en estas épocas, donde el terrorismo en Estados Unidos se ha convertido en el nuevo enemigo (antes fue la URSS), este tipo de acciones buscan ser desalentadas. Aquí en México ya se tienen antecedentes parecidos de amenazas de bomba en una universidad privada. Se dice que fue una “broma”  para que ese día no hubiese clases o no se hiciese un examen en particular.

Referencias:

US News

Desde la Red…
Comentarios