Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Ayer hablamos de la APEN A3, un dispositivo que permite escribir con una pluma con tinta sobre el papel, pero que transmite a un receptor los movimientos de la pluma, para así guardar lo que está siendo escrito a manera de gráfica. Pues bien, Wacom, una empresa dedicada a hacer dispositivos de alimentación de datos muy sofisticados, acaba de introducir la Inkling digital sketch pen.

Al igual que su competencia, la APEN, Inkling tiene una pluma normal que escribe sobre el papel, que combinado con un pequeño receptor que se pone en la parte superior de la hoja, se va recibiendo información de la pluma y su posición dentro de la hoja. Cuando se transfieren estos datos a una computadora, lo que se ve es una imagen de lo que se ha escrito o dibujado. Sin embargo, el dispositivo de Wacom es diferente al APEN en el sentido que el primero mide también la presión de la pluma contra el papel. Esto significa que las líneas que uno podría pintar en la hoja, se asemejan más a los trazos dados pues se mide con qué tanta presión se escribe sobre la hoja.

La pluma de Wacom puede detectar hasta 1024 niveles de presión, por lo cual es muy sensible. El receptor puede guardar miles de dibujos a la vez, lo que puede facilitar muchas capas de un solo dibujo (a la mejor manera de -digamos- la forma de hacer animaciones en capas aparte). Cuando los usuarios quieren ver sus dibujos para mandarlos por correo, editarlos, o cualquier otra razón, el receptor se conecta vía USB a una computadora y las imágenes creadas son transmitidas.

Los archivos de Inkling puedes ser exportados directamente a Adobe Photoshop o Illustrator (a partir de la versión CS3),  así como en Autodesk Sketchbook Pro (2011). Wacom incluye un programa llamado Sketch Manager que permite a los usuarios editar, borrar o incluso añadir capas al trabajo, o guardar los archivos en una variedad de formatos, para poderlos manipular desde otras aplicaciones.

Es posible, por supuesto, poner cualquier dibujo en un escáner y digitalizarlo, pero esto lleva tiempo y además, el usuario debe contar con la posibilidad de contar con el hardware necesario, es decir un dispositivo para escanear imágenes. Con Inkling, cualquier máquina que pueda correr el Sketch Manager será más que suficiente. La pluma y el receptor son muchos más pequeños que un escáner típico.

Inkling se lanzará vía Amazon y las tiendas Wacom a mediados de septiembre, a un costo de 199 dólares.

Fuente: GizMag

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios