Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Si acaso usted quiere hacerle a su amada/o un regalo especial, en lugar de darle una tradicional caja de chocolates, ¿qué tal una caja de los mismos con formas personalizadas, tal vez su rostro, o con la forma que usted decida? Sí, suena hasta sorprendente, pero ya se pueden hacer chocolates con formas definidas por los usuarios gracias a una impresora tridimensional de chocolates, creada en la Universidad de Exeter.

Ahora bien, este producto -la impresora- no los chocolates, no es algo para que la gente la compre. Los desarrolladores de la impresora la están usando para crear una tienda propia de chocolates. Los clientes podrán mandar sus diseños vía una página web (la cual está actualmente en desarrollo), y entonces la compañía “imprimiría” los dulces y los enviaría a los clientes. Usuarios menos imaginativos pueden, desde luego, ver diseños existentes, copiarlos o modificarlos inclusive.

Lo que hace esta tecnología especial es que los usuarios serán capaces de diseñar y hacer sus propios productos”, dice el Dr. Liang Hao, líder del proyecto. “A largo plazo podría ayudar a los consumidores a desarrollar productos personalizados con diferentes materiales, pero hemos empezado con el chocolate porque es de bajo costo, sin ser un material peligroso y además, ampliamente disponible“. En el futuro este tipo de tecnología podría ayudar a la gente a producir y diseñar muchos otros productos como joyería o implementos para el hogar. Eventualmente veremos muchos productos producidos en masa ser reemplazados por diseños únicos creados por los clientes.

Como la mayoría de las impresoras 3D, el dispositivo trabaja depositando capas sucesivas del material que construye la imagen 3D. El chocolate representa un reto, sin embargo, porque se requiere de ciclos precisos de calor y enfriamiento (amén, pienso, de que los investigadores podrían ser unos golosos). El equipo de Exeter creo un sistema de control de temperatura para mantener el chocolate líquido el tiempo suficiente (a 28 grados centígrados, si no mal recuerdo de mi única clase de repostería chocolatera), para después enfriarlo ya que se depositó el material.

La Universidad de Exeter está desarrollando esta impresora 3D de chocolates en colaboración con la Universidad de Brunel, y el desarrollador de software Delcam. El proyecto está patrocinado por el Programa del Consejo de Investigación del Reino Unido.

Fuente: GizMag

Desde la Red…
Comentarios