Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Airbnb tiene un problema con las cámaras de vigilancia

Los esquemas de renta de habitaciones parecen ser una buena idea, pero tienen su propia problemática: las cámaras de vigilancia.

Las reglas de Airbnb, un sistema para rentar departamentos y habitaciones entre particulares, permiten la existencia de cámaras de vigilancia, incluyendo en ocasiones y en ciertas condiciones, hasta en las recámaras. Pero esto muchas veces lo ignoraban los posibles visitantes a esas casas o departamentos. Sin embargo, en una nueva reglamentación de Airbnb que inició desde el 2018, se indica que si el anfitrión (quien renta la propiedad, el departamento), tiene cámaras instaladas, los huéspedes deben recibir la información en donde están localizadas dichas cámaras y cuál es su función. Así, para apartar una propiedad, el huésped debe estar de acuerdo, indicando que sabe que hay cámaras y que pueden estar grabándolo.

Es claro que los dueños de los departamentos y propiedades en renta se sienten con derecho de poner cámaras en donde están rentando. Pueden así ver si un huésped se roba algo del departamento o bien, deja todo tirado o sucio. También pueden servir estas cámaras para cuando el huésped dice que viaja solo y de pronto llega a la propiedad con cinco camaradas.

Obtén boletos buenos, bonitos y baratos para tus vacaciones con estas apps

Un representante del departamento de comunicaciones de Airbnb Trust & Safety, comentó que la compañía intenta filtrar a los dueños de lugares de renta que intenta vigilar a los huéspedes buscando información en las bases de datos de personas con antecedentes de ofensas sexuales o robo. La compañía, incluso, usar puntuaciones de riesgo para marcar el comportamiento sospechoso, ya sea de los que rentan como de los locatarios.

Así, si un huésped contacta al equipo de Airbnb Trust & Safety, con una queja sobre la presencia de una cámara, los empleados pueden ofrecer un nuevo lugar para hospedarse si es necesario y abrir una investigación contra quien renta esa propiedad. Pero esto es solamente teoría. Por ejemplo, cuatro huéspedes que encontraron cámaras en las propiedades que rentaron, dijeron que Airbnb inconsistentemente aplicó sus propias reglas cuando investigaba los alegatos, dando información incorrecta y haciendo recomendaciones que ponían a los huéspedes incluso en riesgo.

Resultado de imagen para airbnb camaras de seguridad

“Han habido ejemplos súper terribles de violación a la privacidad por los que rentan propiedades a través de Airbnb. Pueden citarse casos de haber hallado cámaras escondidas en relojes despertadores en las recámaras”, escribió Jeff Bigham, profesor de ciencias de Carnegie Mellon, quien alega que Airbnb rechazó sus dichos sobre cámaras instaladas en la recámara donde había rentado. Bigham dice: “Si usted encuentra una cámara en el cuarto o en el baño de la propiedad que renta vía Airbnb, la empresa lo apoyará a usted, pero si encuentra una cámara y no se le ha avisado al huésped de la existencia de la misma, que se encuentre en la sala de la propiedad, Airbnb no lo apoyará”.

Este tipo de problemáticas no se dan en los hoteles tradicionales. Los nuevos negocios y modelos para hacer negocios enfrentan nuevas problemáticas y necesidad de solución específica para estos casos. Quizás no lo vemos muy preocupante o grave, pero el hecho de que el dueño de una propiedad que renta a través de Airbnb, debería saber que eso de violar la privacidad de sus posibles huéspedes es algo que debe tomarse muy en serio.

Resultado de imagen para airbnb camaras de seguridad

Comentarios