Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Quizás usted ya esté cansado de esperar a que su computadora arranque. Puede ya dejar de preocuparse porque en unos cinco o siete años esto podría ser un problema del pasado. Se estima que este es el tiempo para que un nuevo tipo de memoria ultraveloz, llamada “racetrack memory“, llegue al consumidor. Racetrack se dice, podría ser unas 100,000 veces más rápidas que los discos duros actuales además de ser 300 veces más eficientes en energía. Y aunque incorpora nanotecnología de última generación, se basa en los mismos principios que la humilde videocasetera VHS.

IBM ha estado trabajando en desarrollar la memoria Racetrack desde hace algunos años, después de que Stuart Parkin, del Centro de Investigación de IBM de Almaden, introdujo el concepto de memoria basada en spintroncs, la cual no tiene partes movibles, pero en donde la información sí se mueve. El profesor Mathias Kläui, de la Escuela Politécnica Federal de Lausanne, Suiza (EPFL), decidió investigar al respecto después de hartarse de esperar de dos a tres minutos para que su computadora arrancara.

Como en el caso de los videocassettes, la memoria Racetrack podría guardar los datos de forma magnética. Pero en lugar de usar una cinta en movimiento, guardaría los datos en un nanocable de niquel-acero que no se mueve. Los bits de información, los cuales estarían guardados en el cable usando el giro (o spin) de los electrones, en lugar de utilizar la carga eléctrica, se podrían mover a muchos cientos de metros por segundo usando una corriente polarizada de giro. Los bits adyacentes podrían ser delineados uno con otro a través de los dominios de las paredes con vórtices magnéticos.

La EPFL ha dicho que acceder a uno de estos nanocables sería como leer una cinta completa VHS en menos de un segundo y el plan está pensado para millones, incluso miles de millones de estos cables dentro de un solo chip. Tal vez usted se podría dar una idea de lo rápido que sería este proceso de forma tal que las computadoras con memoria racetrack arrancarían de forma instantánea, además de poder acceder a la información unas 100,000 veces más rápido que el tradicional disco duro. Adicionalmente, como no hay partes movibles, no hay nada que se pueda estropear y al contrario de las memorias Flash SDD, las racetrack se pueden reescribir sin límite de veces.

Debido a que los discos tradicionales necesitan energía cada millonésima de segundo, dijo EPFL, una computadora puede consumir hasta 300 mW de electricidad cuando no está haciendo nada. Un equipo con memoria racetrack, por otra parte, podría usar apenas un par de miliwatts. De acuerdo a un estudio de SBI Energy, las computadoras y otros equipos electrónicos se estima que consumen aproximadamente 6% de la energía eléctrica de todo el planeta, con este número incrementándose a 15% para el años 2025. Así que no es poca cosa.

Hay obstáculos que brincar antes de que la memoria racetrack aparezca en los dispositivos de los consumidores. Los experimentos hechos por investigadores de la Universidad de Hamburgo mostraron imperfecciones en la estructura del cristal de los cables, lo cual podrían ser un problema para guardar la información, o bien, en el desempeño de la memoria, el cual sería en este caso igual al del disco duro. Si estos problemas pueden sere solucionados, es claro que tendremos que ver hacia computadoras con arranque instantáneo que están listas cuando uno lo está.

Fuente: GizMag

Desde la Red…
Comentarios